Cómo conseguir que los niños aprendan inglés desde pequeños

Dominar un segundo idioma es indispensable, sobre todo si hablamos del inglés. Por ello, comenzar a enseñar a nuestros hijos este segundo idioma desde que son muy pequeños les ayudará a avanzar más rápido y de forma más eficiente en su aprendizaje.

Niño aprendiendo inglés con ayuda de la tablet
Getty Images

A día de hoy saber inglés es uno de los requisitos casi imprescindibles para desarrollarse con éxito en la mayoría de los ámbitos profesionales actuales. Según los datos de la consultora de formación de idiomas para empresas Hexagone el 72% de los padres facilita a sus hijos una formación en idiomas adicional a la que reciben en el colegio a través de cursos, talleres, ocio o actividades extraescolares. Y es que el 95% de ellos considera que es importantísimo que sus hijos empiecen a conocer y practicar el segundo idioma desde que son pequeños.

De hecho los padres actuales tienen mejor nivel de inglés que sus progenitores, lo que confirma que la importancia de este segundo idioma ya cogió fuerza hace varias décadas. En este sentido, los padres nacidos a partir de los años 90 son los que más compromiso tienen con fomentar en sus hijos el aprendizaje de un segundo idioma desde pequeños, para lo cual suelen utilizar las nuevas tecnologías: YouTube, streaming, aplicaciones, juegos interactivos… De hecho, 2 de cada 5 padres nacidos entre los años 80 y 85 tienen en sus móviles o Tablet al menos una aplicación para que sus hijos aprendan un segundo idioma mientras se divierten.

Para que los niños adquieran un nivel nativo de la segunda lengua, explica Gaëlle Schaefer, directora de Hexagone, es necesario que “al menos un 20% de la actividad comunicativa real del niño tenga lugar en ese idioma. Esto se traduce en que de las 12 horas aproximadas que el niño está despierto, al menos el 20% reciba estímulos en esa lengua”.

En este sentido, la interacción es clave para el aprendizaje de un nuevo idioma: “El estímulo es mucho mayor cuando se consigue fomentar un diálogo con el niño. Por ejemplo dejar que los hijos negocien en otro idioma en casa lo que quieren o tienen, que le dejen acostarse más tarde o ir a jugar al parque con otros niños. Este tipo de estímulos es mucho mayor cuando ese diálogo sirve para desarrollar habilidades útiles a nivel real. Así se consigue que el niño se esfuerce en hacerse entender en otro idioma”, explica Schaefer.

A pesar de que un 29% de los padres cree que no es necesario empezar a enseñar el segundo idioma hasta los 4 o 5 años, lo cierto es que obtendremos mejores resultados si comenzamos antes, incluso desde que son bebés, aprovechando al máximo la plasticidad del cerebro que tienen los niños en ese momento.

10 consejos para mejorar el nivel de inglés de los niños

La consultora Hexagone ha elaborado un ranking con las 10 formas más efectivas de fomentar el aprendizaje de inglés en niños de forma interactiva:

  1. Fomentar la interacción y diálogo en casa
  2. Ver películas y series en versión original con subtítulos si fuera necesario.
  3. Utilizar la tecnología para fomentar el uso del inglés a través de APPs, Youtube…
  4. Escuchar canciones infantiles con acciones en inglés
  5. Utilizar frases cortas en inglés en el día a día, por ejemplo: “Give me five!”, “Well Done!”...
  6. Leer cuentos en inglés: leer es fundamental para familiarizarse con el idioma y aprender vocabulario.
  7. Juegos interactivos de vocabulario: si se lo pasan bien aprenderán de una forma más eficaz
  8. Realizar actividades extraescolares en otro idioma
  9. Etiquetar cosas y lugares de la casa con el nombre en inglés
  10. Jugar a juegos de mesa en inglés
    Publicidad - Sigue leyendo debajo