Casi la mitad de los niños españoles come bollería industrial 3 veces en semana

Descubre los hábitos de vida que llevan los niños de entre 1 y 10 años según el I Estudio de Salud y Bienestar en la Infancia.

Niños desayunando bollería industrial
Getty Images

El I Estudio de Salud y Bienestar en la Infancia elaborado por el Instituto DKV en colaboración con Observatorio FAROS del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, a través de una muestra de más de 2.000 padres encuestados, ha llegado a varias conclusiones sobre los hábitos de alimentación, actividad física, comportamiento y relaciones familiares que tienen los niños y niñas de entre 1 y 10 años. El objetivo del estudio es mostrar los hábitos saludables y de alimentación que hoy en día llevan los niños para así poder tomar medidas para mejorarlos, repercutiendo favorablemente en la salud de los más pequeños de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alimentación de los niños españoles

Los hábitos alimentarios de los niños no son del todo adecuados. En este sentido, el estudio ha revelado que casi la mitad de ellos (44%) consume bollería industrial más de tres veces por semana o que el 43% de los padres encuestados añade sal extra a los alimentos que dan a sus hijos.

Además, a tan solo un 8,13% de los padres les preocupa el exceso de peso en niños de 1 a 10 años, sin embargo, según los datos del Estudio Aladino de 2015, el exceso de peso afecta a un 41% de los niños y niñas entre 6 y 9 años.

En cuanto a consumo de alimentos considerados saludables, el 44,5% de los padres y madres afirma que sus hijos consumen fruta fresca todos los días y un 65% lo hacen más de 5 días a la semana. Respecto a las verduras y hortalizas, lo recomendable es ingerir entre 2-3 raciones diarias, sin embargo, solo el 41,5% come este tipo de alimentos más de 5 veces a la semana.

En relación a la carne roja, la gran mayoría de los niños (78%) la consumen entre 1 y 4 veces por semana. Sin embargo, el consumo de pescado o marisco por parte de los más pequeños se encuentra muy por debajo de la recomendación: un 68,8% de los niños lo come 2 o menos veces por semana. El consumo de legumbres también es bajo, de hecho, solo 1/3 de los niños cumple las recomendaciones.

En cuanto a los alimentos menos saludables, la repostería comercial no casera es la más consumida por los menores, ya que, como hemos mencionado antes, casi la mitad de los niños de entre 1 y 10 años la consumen más de tres veces por semana. En el caso de las chucherías, el 12,5% de los encuestados ha indicado que su hijo toma 3 días a la semana o más. Y una buena noticia: el 76% de los padres ha indicado que su hijo casi nunca la come comida rápida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Actividad física, sedentarismo y descanso

El 72% de los padres considera que el nivel de actividad física que practica su hijo es bueno y la cuarta parte restante que es regular. En cuanto a la frecuencia de actividad, según los padres, el 64% realizaría bastante actividad física, sin embargo, en poblaciones de menos de 20.000 habitantes, la actividad física es menor (17,56%) que en ciudades de mayor tamaño, donde se supera el 20%. Navarra, Asturias, La Rioja y Aragón son las CCAA donde en mayor medida los padres consideran que sus hijos hacen “bastante ejercicio”.

Por otro lado, hoy en día nos enfrentamos a la nueva forma de ocio favorita de los niños, que va en contra de lo que llamamos hábitos de vida saludable: las nuevas pantallas. Mientras los niños ven televisión, juegan con la Tablet o pasan las horas muertas jugando a los videojuegos, su cuerpo permanece inmóvil, practicando lo que llamamos hábitos sedentarios. En este sentido, el 45% de los padres señala que su hijo actúa de forma sedentaria entre una y dos horas al día, el 39% que sus hijos actúan de esta manera menos de 1 hora al día, y un 5% que sus hijos no actúan de forma sedentaria nada en absoluto.

Entre sus actividades favoritas, ¡estamos de enhorabuena! El 74% ha confirmado que “jugar con juguetes” es la actividad que más le gusta realizar a su hijo en su tiempo de ocio, seguida de “jugar con sus amigos” (72%). Mirar la televisión (57,86%), interactuar con el móvil (25,16%) o jugar con videojuegos (24,24%), aún se mantienen por detrás de otras actividades más saludables para los más pequeños.

En cuanto al descanso de los pequeños de la casa, de media, el estudio refleja que los niños duermen 9,4 horas entre semana y 9,7 horas los fines de semana. Además, el 80% de los padres encuestados valora la calidad del sueño de su hijo como buena, un 17% como regular y tan solo un 3% como mala o muy mala.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hábitos de comportamiento

El 23,5% de los padres ha confesado que “casi siempre” o “a menudo” sus hijos desobedecen, tardan mucho en realizar las actividades (el 24,7%) e interrumpen a los adultos (el 25,6%). El 16% ha confesado que su hijo tiene rabietas habitualmente y solo el 4% dice que su hijo miente.

En cuanto a la atención, cerca del 60% de los padres ha señalado que su hijo se distrae con facilidad “a menudo” y más del 70% afirma que se distrae con facilidad casi siempre o a menudo.

El 92% de los padres considera que su hijo tiene amigos y se divierte habitualmente, e indica que su hijo nunca o a veces “chincha” (87,8%) o “discute con otros niños” (93,9%). Según las respuestas de los padres se ha concluido que casi la mitad (49%) de los niños nunca tienen dificultades para entretenerse solos, mientras que un 10% tiene dificultades para entretenerse solo “a menudo” o “casi siempre”.

Relaciones familiares

En cuanto a las relaciones familiares, el 34% de los padres piensa que no dedica suficiente tiempo a sus hijos. En este sentido, los padres separados o viudos son los que menos tiempo admiten tener para dedicarles. Respecto a la calidad del tiempo que los padres dedican a sus hijos, el 82% de los participantes tiene un buen grado de satisfacción, el 24% definen la calidad como “muy buena” y un 19% la definen como regular (16%) o mala/muy mala (3%).

Según el estudio, los temas que más preocupan a los padres encuestados respecto a la salud y educación son el aprendizaje, la autoestima y las emociones, seguidos de las relaciones sociales, el maltrato en la escuela y la mala conducta. En referencia a la salud de nuestros hijos, hemos de entender que en gran medida es responsabilidad nuestra, por lo que hemos de esforzarnos en inculcarles hábitos de vida saludables y alejarles del sedentarismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

[

editoriallinks id='2a45f06c-95f0-4deb-89c9-2a49e3f4961e'][/editoriallinks]

Publicidad - Sigue leyendo debajo