Pautas para inculcar buenos hábitos tecnológicos a los niños

Es difícil alejar a nuestros hijos de las nuevas pantallas, pero sí podemos educarles para hacer un buen uso de ellas a través de los siguientes consejos.

Niña con móvil
Getty Images

La estrecha relación entre los niños y la tecnología es una realidad innegable. Muchos la dominan incluso mejor que sus padres y saben aprovecharse de forma más eficiente de todas sus ventajas. Sin embargo, el mundo digital también conlleva una serie de peligros de los que no siempre es fácil advertir a nuestros hijos. Por ello, el fabricante de smartphones Wiko ha querido hacer hincapié en la importancia de que los padres inculquen a los hijos buenos hábitos digitales desde pequeños, ya que según el I Estudio “La tecnología en la infancia: necesidad o capricho” elaborado por la compañía, los niños cada vez tienen su primer teléfono móvil en edades más tempranas, más concretamente, a partir de los 13 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para facilitar esta labor, la marca ha elaborado una serie de consejos para que los padres puedan enseñar a los niños qué deben hacer y qué han de evitar en el mundo digital.

Recomendaciones para el uso de redes sociales por los niños y adolescentes

Las redes sociales son las aplicaciones favoritas de los niños y, a pesar de que el 64% de los padres que han participado en el estudio opina que los niños no deberían acceder a ellas hasta cumplir, al menos, los 14 años, la realidad es muy diferente. Por ello, los padres debemos controlar el uso que hacen nuestros hijos de las redes enseñándoles a no seguir páginas inapropiadas, haciéndoles ver lo peligroso que puede ser seguir o dejar que les sigan personas desconocidas y enseñándoles a discernir entre el tipo de contenido que se puede o no compartir, así como la importancia de que su cuenta sea privada.

Cuidado con la información sensible

Es muy importante que enseñemos a nuestros hijos a no compartir información privada como la dirección de casa, el colegio al que van, dónde están en un momento determinado… No compartir las ubicaciones es vital para que nadie pueda controlar los movimientos de nuestros hijos.

Contraseñas seguras

Los padres hemos de hacerles ver a los hijos lo importante que es que sus contraseñas sean privadas y que no las compartan con nadie, ni siquiera con sus amigos. Hemos de explicarles que las contraseñas tampoco deben ser extremadamente sencillas ni obvias. Debemos advertirles que si acceden a sus redes sociales desde un lugar público, desde el colegio o desde cualquier dispositivo que no sea el suyo, no deben olvidarse de cerrar sesión y deben cerciorarse de que sus contraseñas no se han quedado guardadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Límites en internet

Para controlar el tipo de contenido al que acceden nuestros hijos, es recomendable instalar programas de control parental que impidan a nuestros hijos entrar en determinadas páginas o pagar con tarjeta.

Prevención antirrobos

Los padres hemos de educar a nuestros hijos para que sean responsables de sus cosas y las tengan vigiladas para que, por ejemplo, en el caso de sus móviles, no puedan caer en manos ajenas ni nadie pueda acceder a su contenido privado. Si por algún accidente el móvil desaparece, es importante que los niños conozcan las aplicaciones que permiten rastrear sus teléfonos, bloquearlos e incluso borrar sus datos de forma remota.

Ciberacoso

Hemos de educar a nuestros hijos para, en primer lugar, respetar a los demás y no convertirse nunca en acosadores ni testigos. Y en el caso de ser víctimas, ofrecerles la confianza para que recurran a nosotros y no caigan en amenazas ni chantajes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo