5 consejos para fomentar la lectura entre los más pequeños

Toma nota de estos consejos y consigue que tu hijo vea la lectura como algo tremendamente divertido.

Madre e hija leyendo un libro en la cama
Getty Images

La lectura permite viajar a nuestra mente, traspasar las puertas de la realidad y explorar mundos imaginaros, sin embargo, para los niños no es tan fácil adentrarse en esa mágica aventura, que además trae múltiples beneficios para su desarrollo y aprendizaje.

Leer ayuda a los niños a desarrollar el lenguaje, a potenciar su imaginación y creatividad, a mejorar su comprensión lectora y a concentrarse, además de a desarrollar su personalidad. Pero, ¿cómo podemos animarles a leer y a beneficiarse de todas estas habilidades? La tienda de ropa infantil Mapanda nos da algunos consejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1. Dar ejemplo

Lo primero de todo es, como siempre, dar ejemplo. En este sentido, según los datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, recogidos por la AEPap, el 78.3% de los niños aseguran que sus padres leen habitualmente, lo que favorece la creación de hábitos en sus hijos.

2. Ofrecerlo como algo entretenido

Para acercar a los más pequeños de la casa a la lectura, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha desarrollado un decano de consejos dirigidos a los papás y mamás con niños, en el que señalan que es muy importante que, desde que son pequeños, los padres organicen el tiempo de sus hijos, reservando un rato para la lectura. Para conseguir que el niño asocie leer con algo divertido, este ratito destinado a la lectura ha de ser en momentos de ocio.

3. Estimularles

Por otro lado, la estimulación es muy importante. Para ello, debemos poner a disposición de nuestros hijos una gran variedad de libros y cuentos e incluso destinar una parte de su habitación a guardarlos.

4. Sugerir, no imponer, e informarnos de sus gustos

Es muy importante que les animemos a leer, pero nunca se lo impongamos pues lo verán como una obligación. También debemos escucharles para saber qué tipo de libros o temáticas les gustan. Si tenemos dudas sobre los libros más adecuados para su edad, siempre podemos pedir consejo en el colegio o en las librerías infantiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

5. Tener en cuenta su edad

Durante el primer año de vida, los libros han de incorporar música y sonidos y ser de tela o de algún material resistente al agua para que puedan utilizarlos, por ejemplo, a la hora del baño. Esta es una primera toma de contacto que les ayudará a que poco a poco vayan siendo conscientes de lo que es un libro.

Durante los primeros cuatro años, en los libros han de predominar las imágenes, lo que les ayudará a desarrollar su imaginación y creatividad y les ayudará a comprender mejor la historia gracias a los dibujos. Los cuentos han de ser cortos y con una estructura repetitiva.

A partir de los cuatro años, seguirán predominando los dibujos pero esta vez con textos e historias más largas. En este momento ya se pueden introducir conocimientos sobre las letras y los números, la naturaleza, los sentimientos… siempre de una forma sencilla y didáctica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo