Las 5 pautas para hablar con los niños sobre la muerte

Hablar de la muerte con nuestros hijos no es fácil, pero estas pautas te ayudarán a explicárselo de la mejor forma posible.

Padre hablando con su hijo
Getty Images

Perder a un ser querido no es fácil. La muerte es uno de los momentos más difíciles por los que pasamos las personas, es un acontecimiento que nunca llegamos a entender del todo. Simplemente aprendemos a vivir con la ausencia y a seguir adelante. Pero si para nosotros ya es difícil de comprender, ¿cómo podemos explicárselo a los más pequeños de la casa? La aseguradora Meridiano Seguros y la psicóloga Nuria Javaloyes nos dan las claves para hablar con los niños de la muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1. Comunicar la noticia lo antes posible y de forma directa

Es importante que la persona que dé la noticia al pequeño sea de su máxima confianza, preferiblemente que sean los padres, y que comunique lo que ha pasado de forma que el niño pueda entenderlo sin utilizar eufemismos. Es importante que el pequeño entienda que la muerte es irreversible, pero que la persona que se ha ido siempre nos acompañará en el recuerdo.

2. Cómo tratar el tema según su edad

De 0 a 2 años: en esta etapa lo importante es mantener sus rutinas y garantizarle un entorno de seguridad y estabilidad.

De 2 a 6 años: es importante que utilicemos un lenguaje que pueda entender y que sea preciso a la hora de contestar a sus preguntas. Debemos hacerle entender que la muerte es irreversible y evitar eufemismos como “se ha ido”.

De 6 a 10 años: en esta etapa es especialmente importante contestar a sus preguntas. Es probable que el niño quiera participar en los rituales de despedida, explícale en qué van a consistir y permítele participar si es lo que desea.

De 10 a 13 años: podemos contarle nuestras experiencias previas para que los preadolescentes vean un modelo fiable de cómo sobrellevar la pérdida. Debemos estar a su disposición, ser cercanos y accesibles, respetando sus tiempos y dándoles seguridad.

3. Explicarle las fases por las que pasará

La intensidad con la que el menor viva esta noticia dependerá de su edad y de su desarrollo social y emocional. Las fases por las que suele pasar un niño a la hora de afrontar una pérdida son tres y debemos explicárselas:

  • Protesta, que puede durar varios días
  • Desesperanza, donde puede aparecer el miedo y la culpa
  • Transformación del vínculo emocional que tenía con esa persona y vuelta a la realidad
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    4. Mantener sus rutinas

    Mantener sus horarios es una forma de armonizar su mundo interno a través del externo, aunque siempre un cierta flexibilidad, sobre todo durante los primeros días. Es posible que al principio necesiten ayuda para hacer tareas cotidianas o experimenten ansiedad al separarse de sus seres queridos, por ejemplo, al ir al colegio, donde es recomendable que los profesores conozcan su situación.

    5. Cómo ayudarle si el duelo es complicado

    Si afrontar la pérdida del ser querido constituye un problema para su desarrollo normal, debemos pedir ayuda y acudir a un psicólogo. Es importante enseñar a los niños a expresar y controlar sus emociones.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo