Las lecciones de vida que nos enseña la película Coco

COCO no es únicamente una película infantil, sino que transmite mensajes que los adultos deberíamos tener muy en cuenta en nuestro día a día.

Escena película COCO Disney Pixar 
Disney Pixar

Tener hijos lleva intrínseco tener que ver películas infantiles una y otra vez, algunas incluso tantas veces que no se pueden contar con los dedos de una mano. Sin embargo, hay muchas películas para niños que además de ser entretenidas para el público más inocente transmiten mensajes a los que solo pueden llegar los adultos. Reflexiones que el niño no entiende, pero que tienen un gran significado que puede ayudarnos en nuestro día a día. Y si no, veamos la película de Pixar COCO, ambientada en el Día de los Muertos en México.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1.Lucha por tus sueños pero respeta los de tus hijos

Miguel, el protagonista de la película, es un niño que por encima de todo quiere ser músico, pero su familia no está de acuerdo. Lejos de olvidar su vocación como artista, Miguel intentará a toda costa convencer a los suyos de que ha nacido para ello involucrándose en aventuras sobrenaturales. Además de la importancia de luchar por los sueños, también anima a los padres a respetar los deseos de sus hijos, pues muchas veces intentamos convencerles del camino que deben tomar, sin tener en cuenta lo que les hará felices.

2.No todo vale

A pesar de que el sueño de Miguel es ser músico, sabe que para lograrlo no todo vale, que hay cosas que importan más que su felicidad. Es una lección de empatía en la que el niño deja atrás el egoísmo porque sabe qué es mejor para él y su familia. Miguel tiene su sueño muy interiorizado, pero no está dispuesto a poner en riesgo los valores que le han inculcado para lograrlo. Esto nos enseña la importancia de enseñar a nuestros hijos principios y valores que le harán ser buena persona y tomar buenas decisiones.

3.Apoyarnos los unos a los otros

La película nos enseña que debemos apoyar y respetar las decisiones de la gente a la que queremos y que la familia ha de permanecer unida. Como padres, debemos dejar que nuestros hijos busquen y encuentren su propio camino, aunque este no sea el que nosotros queramos para ellos.

4.Rectificar es de sabios

Equivocarse no es un delito, siempre y cuando sepamos abrir los ojos en un momento determinado. Procura que no sea demasiado tarde. Los niños crecen y maduran y van aclarando sus ideas con el tiempo. Pero no solo los niños, sino también los adultos. Muchas veces crecemos con prejuicios ligados a una época o a una determinada forma de pensar, pero nunca es tarde para rectificar y abrir nuestra mente para ser libres y dejar ser libres a los demás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

5.Solo muere lo que se olvida

No muchas películas infantiles hablan de la muerte con tanta claridad como esta. Pero no se refieren a ella como algo triste, sino que la ligan a la vida. El mensaje principal de la película es que a pesar de que las personas que queremos mueran, siempre estarán con nosotros mientras las recordemos. Pero no se refiere a recordarlas como una forma de aferrarse a ellas, sino de aceptar que se han ido pero que permanecen en nuestros recuerdos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo