Cómo educar a nuestros hijos para que sean optimistas

Ser optimista te permite percibir el mundo desde una perspectiva positiva. Un niño optimista será más feliz que uno que no lo sea. Si quieres educar a tu hijo para ser optimista, te ofrecemos 8 pautas para conseguirlo. Ser feliz no es tan difícil, pero debemos entrenarnos para que padres e hijos podamos sacarle siempre el lado positiva a las situaciones complejas.

Niño feliz y optimista
Getty Images

Según Patricia Ramírez, psicóloga y autora de varios libros, vivimos en un mundo en que tendemos a ver el lado negativo de la vida y a preocuparnos en exceso. Lo peor de este hecho es que trasladamos esta negatividad y preocupación a nuestros hijos sobreprotegiéndoles e inculcándoles miedos innecesarios: “Les hablamos de la gente mala que luego te falla, de peligros que pueden ocurrir y no ocurren, de las dificultades que se pueden encontrar en la vida… "

Sin embargo, para la psicóloga, deberíamos cambiar esto y educar a nuestros hijos para que sepan buscar recursos para superar las complicaciones de la vida desde un punto de vista optimista. Según Ramírez ser optimistas les ayudará a tener más autoestima, seguridad y confianza en sí mismos. Además, serán más felices ya que tendrán una disposición positiva a la hora de interpretar el mundo que les rodea y tendrán recursos para que las cosas salgan bien. También entenderán que con valores, esfuerzo y disciplina podrán alcanzar todas sus metas pero, ¿cuáles son las claves, según Patricia Ramírez, para educar a nuestros hijos en el optimismo?

8 claves para que nuestros hijos sean niños optimistas

  1. Verbalizar en positivo en casa y trasladarles que son capaces con mensajes como “estás preparado”, “puedes hacerlo”.
  2. Tener expectativas positivas con ellos.
  3. No avisarles de peligros que no son peligros: “me da miedo que vayas a casa de fulanito”, “me da miedo que te vayas de excursión”. Cambiemos eso por: “vete y diviértete”, “ten cuidado”.
  4. Educarles en la responsabilidad para que sepan enfrentarse a esos posibles peligros desde el sentido común y la responsabilidad en lugar de evitarles situaciones.
  5. No resolver cosas que ellos tienen que resolver por sí mismos.
  6. Enseñarles a ver la parte positiva de la vida.
  7. Trabajar el agradecimiento para que aprendan a ser agradecidos.
  8. Enseñarles a expresar emociones y a entender lo que significan.

    Estas son algunas claves con las que podremos educar a nuestros hijos para que sean optimistas y, como consecuencia, más felices, pero, ¿cómo podemos convertirnos nosotros en padres optimistas?

    La psicóloga Patricia Ramírez es autora de 'Así lideras, así compites' (Conecta, 2015), 'Cuenta contigo' (Conecta, 2016) y 'Si salieras a vivir… Hábitos para disfrutar de una vida plena' (Grijalbo, 2018) y en su nuevo libro 'Estrena optimismo. Dinámicas para fortalecer tus emociones' te ofrece 40 dinámicas y ejercicios prácticos que te ayudarán a entrenar tu optimismo y a transmitírselo a tus hijos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo