Hermanos y abuelos

HERMANOS: COMPAÑEROS Y COMPETIDORES

El hermano mayor siempre es un referente, un modelo. Cuando la diferencia de edad es de uno o dos años, constituye un excelente compañero de juegos. Cuando ésta es mayor, desempeña el papel de maestro o maestra (este comportamiento protector es más típico en las niñas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando llega el hermano menor, en un primer momento es considerado por el mayor como un rival que le ha robado el cariño “único” de sus padres, abuelos. tíos...

En cuanto al mediano, suele tener una posición algo complicada; sin embargo, su situación es más fácil cuando es el niño entre dos niñas o la niña entre dos niños (así ella es “la pequeña”).

Para favorecer su vínculo...

  • Respeta la individualidad de cada uno. Conviene que los adultos de la familia os esforcéis en tratar a los hermanos de forma independiente, incluso si son gemelos, para poder satisfacer las necesidades de cada uno cuando se presenten. Aunque pueda parecer injusto, cuando los niños se sienten atendidos así, se preocupan mucho menos en compararse.
  • No hagas de juez. Los hermanos deben aprender a resolver sus problemas solos, sin la ayuda constante de sus padres. Si se pelean o se insultan, tu intervención debe limitarse a separarlos hasta que se calmen. Pasado este tiempo podrán volver a reunirse, pero sin hablar ni jugar, para que así sean más conscientes de que han hecho algo mal. Es eficaz que te propongas hacerles caso sólo cuando su comportamiento sea de colaboración, no cuando se peleen; de esta forma se trabaja el refuerzo positivo.
  • No los compares. Si pones a uno como ejemplo para el otro, lo único que harás será crear rivalidad y enemistad.
  • Crea complicidad entre ellos. Y háblales con frecuencia de la gran suerte que supone tener hermanos. Organiza actividades y juegos para que colaboren y se diviertan juntos, sin ti.

    ABUELOS: CARIÑO Y COMPRENSIÓN INCONDICIONALES

    Visitarlos a menudo e interaccionar con ellos hace al peque más sensible hacia las personas mayores de dentro y de fuera de la familia, y este aprendizaje le será especialmente valioso cuando vuestro hijo llegue a la adolescencia y se vuelva más hermético, caprichoso y egoísta.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Hoy en día, las personas mayores están mucho más jóvenes y además, suelen disfrutar de mucho tiempo libre. A esto se suma que hoy los padres pasan pocas horas con sus hijos debido a las largas jornadas laborales.

    Como resultado de esto ha aumentado el número de niños que pasan más tiempo con sus abuelos que con sus padres. Pero, aunque es cierto que los abuelos pueden ser una ayuda valiosísima para los padres, nunca se les debe responsabilizar de la educación del pequeño.

    Es fundamental tener claro que las normas las ponen los padres y, con el tiempo, también los educadores y profesores.

    Para favorecer su vínculo…

    • No delegues ciertas cosas. Los abuelos pueden ayudaros, pero no tienen la responsabilidad ni la obligación de educar al niño, sólo de disfrutar de él.
    • Evita las manipulaciones. A partir de los 4-5 años el pequeño ya es consciente de su “poder” sobre los abuelos. Y, si no se le “corta” a tiempo, puede volverse caprichoso y egoísta. Es muy importante que los abuelos respeten las normas impuestas por los padres, limiten los regalos a las fechas señaladas y realicen actividades lúdicas con el niño sólo para premiar buenos comportamientos.
    • Cultiva la relación. Es fundamental favorecer el contacto del pequeño con los abuelos, que pase tiempo con ellos a menudo, que les enseñe sus trabajos... El cariño que le dan le enseña valores como la solidaridad, la paciencia y el respeto, que le harán crecer como persona. Una idea: reserva actividades especiales para que el niño las haga con ellos, como ir al zoo o al planetario.
    • Haz con tu hijo un árbol genealógico. Y al tiempo, cuéntale anécdotas de sus abuelos cuando tú eras pequeña y mirad juntos fotos de tu infancia, para que descubra cómo eran ellos entonces.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo