Cómo tratarle

CÓMO TRATARLE

En la mayoría de los casos el tartamudeo se produce porque la mente del pequeño va más deprisa que su lengua y cada vez que quiere decir algo, se “atasca”.

Dependiendo de la reacción de sus “interlocutores”, el niño dará más o menos importancia al hecho y se pondrá más o menos nervioso, lo que marcará el grado de fijación de su tartamudez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si vuestro hijo se traba al hablar, hay muchas medidas que podéis tomar para ayudarle a superar su dificultad:

  • No le interrumpáis ni le corrijáis constantemente mientras esté intentando decir algo. Cuanto más sereno se sienta, mejor se expresará.
  • No terminéis sus frases por él ni deis por sabido lo que quiere decir.
  • Dadle todo el tiempo que necesite para expresarse, mientras le miráis fijamente a los ojos para demostrarle que estáis atentos a lo que os dice.
  • Reflexionad sobre vuestra forma de hablar. A veces los padres no nos damos cuenta de que hablamos demasiado deprisa y, dado que los niños tienden a imitarnos, esto les dificulta el éxito de su discurso. Siempre que os dirijáis a vuestro hijo, habladle despacio y pronunciando muy bien cada palabra.
  • Desdramatizad su tartamudeo. Así le costará menos superarlo.
  • Para evitar que su tartamudez se traduzca en una merma de seguridad y autoestima, jamás os riáis de él (ni siquiera en broma) ni le hagáis burla.

    Tampoco debéis compararle con otros pequeños, ya que esto le demostraría que os tomáis muy en serio sus atoramientos verbales y, como ya hemos dicho, lo ideal para que los supere cuanto antes es tratarlos con naturalidad.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo