"Mamá, pis"

Su orinal ha de ser cómodo y también estable, para que no vuelque ni se deslice. Que el niño aprenda a usarlo es cuestión de paciencia, pero si le ayudas...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Orinal Musical Educativo, de Jané

Es un 3 en 1: orinal, reductor para el WC y, con la tapa cerrada, un elevador para llegar al inodoro. Suena si el niño tiene éxito (35 €).

Baby Bug, de Kids Kit.

Con soporte para rollo de papel, vaso extraíble para fácil limpieza. Muy estable con sus patas, seguro e higiénico  (16 €). En El Bebé Aventurero.

Aprendo y Me Divierto, de Fisher-Price

Parece una taza de WC. Con cada éxito hay un refuerzo con frases, música y sonidos. Lleva palanca para la cadena y soporte para rollo de papel (cada vez que use cualquiera de ellos oirá una frase de apoyo). Desde 46 €.

Orinal Sillón de BabyBjörn

Anatómico, con asiento y respaldo más altos, reposabrazos, base estable, orinal interior fácil de verter, plástico sin PVC. (33 €).

Soft Potty, de Jané

Con amplias patas antideslizantes, el asiento está protegido con un material muy suave similar a la silicona que le aporta confort (17 € aprox.).

Potty Pop, de Bebé Due

Asiento anatómico, incluye botón musical. Lleva tiras antideslizantes en la base, para mayor seguridad. El recipiente contenedor es desmontable (17,15 €).

Orinal Pato, de Prénatal

Con tapa, contenedor interior y asideros de apoyo para que el niño no pierda el equilibrio cuando se levante. Disponible en varios colores (21 €).

Tres en Uno, de Fisher-Price

Orinal, reductor de WC y taburete. Con sensor que premia al niño con 4 melodías. El orinal se desmonta para lavarlo (36 €).

Pinguo Soft, de Prénatal

Reductor de WC con suave asiento acolchado. Lleva asas para que el niño pueda sostenerse sin tener que tocar nada del inodoro (17,90 €).


Potette Plus, de Nikidom

Con las patas en vertical es un orinal portátil que funciona con bolsas de recambio, absorbentes, perfumadas y herméticas (incluye 3 recambios). Con las patas estiradas es un reductor de WC con asas para que el niño se agarre (12,99 €).


Orinal Moto, de Saro

Con forma graciosa y sonido de moto, para hacer más divertido el proceso. El orinal interior se extrae para facilitar la limpieza (31,80 €).

Orinal, de Tigex

De la línea Anatomy, con forma ergonómica, ligero soporte lumbar y patas antideslizamiento. Disponible en varios colores (19,35 €).

Silla orinal My Family Jungle, de Mothercare.

Muy estable con sus cuatro patas y confortable por su altura, la parte de orinal se separa para su vaciado (16,90 €).

Potty Bench, de Boon

Orinal de aprendizaje con dos espacios laterales de almacén y cajón extraíble para limpieza. Con la tapa cerrada se convierte en banco o taburete (35,99 €). En Nikidom.

3 Etapas, de Kids Kit.

Es orinal, escalera con reductor y reductor cuando el niño ya llega al inodoro. Es plegable, estable y seguro, con goma antideslizante (29 €).

Black & White, de Beaba

Ergonómico y cómodo, se adapta a la morfología de niños y niñas. Taza interior movible, junta antideslizante en la base, asa para transportarlo (19,50 €).

Fifi Rosa, de Mothercare

Confortable con su respaldo alto y de base ancha para reducir la posibilidad


de vuelco (9,90 €).

Orinal Oso, de Chicco

Con tapa y contenedor interior para quitar y lavar. Asiento anatómico, cómodo y antisalpicaduras. Asa para facilitar el transporte (6 €).

Set de Aprendizaje, Bambino Mio.

Incluye un orinal Miopotty, dos pares de bragas de aprendizaje reutilizables (el niño siente la humedad, pero sin escapes), una guía de aprendizaje y pegatinas para estimularle. Distribuye Baby Emporium (22,40 €).


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenas compras