Necesito comprar un coche familiar

Si te estás planteando comprar un coche familiar fíjate en la estética del vehículo, su motorización, prestaciones, etc. Valora la seguridad activa y pasiva que ofrece y sobre todo, el espacio interior y la capacidad del maletero.

Con la llegada de un nuevo miembro a la familia, muchos padres se plantean la posibilidad de cambiar su utilitario por un vehículo más grande que permita ubicar y transportar todo lo que necesita un bebé.
Hasta que el niño crezca y ya no preciséis desplazaros a todos vuestros destinos con su cochecito, la cuna de viaje, la bolsa de pañales, maletas varias, etc., necesitaréis un coche con un maletero de por lo menos 400 L de capacidad. La mayoría de los coches con concepto de familiar ofrecen bastante más, pero aún así, siempre te parecerá poco, porque cuando más pequeño es el niño más utillaje necesita. No digamos ya si tienes en casa dos pequeños.
Antes de comprar tu nuevo vehículo, además de fijarte en su diseño, comodidad y prestaciones a la hora de conducir, has de valorar pequeños detalles que te faciliten su uso con un bebé. Por ejemplo:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Interesa que disponga de una amplia apertura de puertas, que te permita colocar con facilidad la silla de seguridad del niño.
  • Que incorpore anclajes isofix en varias plazas. Recuerda que el suelo del interior del coche ha de ser firme y resistente (incluso si lleva huecos bajo los asientos), ya que es posible que la silla de seguridad que compres para tu hijo precise una pata de apoyo que hace mucha fuerza contra el suelo. Hay otros modelos de sillita con anclaje isofix que llevan una correa que se ancla en la parte trasera del asiento. Si éste es tu caso, no hace falta que valores el suelo.
  • Y, por supuesto, que cuente con las más avanzadas prestaciones de seguridad activa y pasiva: número de airbags, sistema antivuelco, ABS, estrellas EuroNcap, etc.
  • Es muy práctico que el habitáculo tenga numerosos huecos portaobjetos para dejar biberón, botella de agua, un pequeño neceser, etc. y que quede todo recogido sin objetos rodantes que puedan resultar peligrosos durante la conducción o ante un impacto.

    Es muy valorable que disponga de ayudas a la conducción, como los sistemas de asistencia al aparcamiento, el arranque en pendiente, luces de alta calidad, sensores de lluvia y oscuridad, sensor de fatiga, etc., para que en momentos de llanto y nervios con el bebé, puedas contar con un aliado.
    Los modelos actuales ofrcen consumos bajos de combustible y emisiones reducidas, algo muy importante si vives o si viajas a ciudades donde las emisiones están limitadas.

    Mira varias marcas, infórmate en sus concesionarios o páginas web y no dejes de preguntar si en el precio que te ofertan está incluido el IVA, el transporte, el impuesto de matriculación, el descuento de la marca y el concesionario y si ya cuentan con el nuevo plan PIVE. Así no te llevarás sorpresas de última hora.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Buenas compras