Amarillo estimulante

image
Cama con forma de coche, 640 €, de La tienda de la familia.

Estimula el sistema linfático y por eso “es uno de los primeros colores que se utilizan para tratar a bebés que están pachuchos cuando no se sabe exactamente
qué tienen”, afirma el doctor Pagnamenta. El amarillo ayuda a levantar el ánimo cuando los niños no se encuentran bien y especialmente potencia la purga de los intestinos. Funciona muy bien en patologías relacionadas con el tracto digestivo, incluidos los cólicos del lactante. También acelera el metabolismo, por lo que ayuda a eliminar toxinas rápidamente (por ejemplo, si al pequeño le ha sentado mal algún alimento). Por otro lado, uno de los efectos negativos de este color es que, al ser tan estimulante, puede llegar a poner nervioso al niño: está comprobado que los bebés que duermen en habitaciones decoradas en amarillo lloran más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenas compras