Cenas con verduras divertidas para niños

¡Qué difícil es que los niños coman verduras! Ya lo hemos intentado todo, en purés, camuflándolas, con el juego del avión… pero nada, no hay manera. Te proponemos algunas recetas divertidas que puede que sean tus aliadas para resolver este problema.

Recetas con verdura para niños
Hearst

Si tus hijos son malos comedores de verdura, la mejor estrategia es que les entre por los ojos. Con estas ideas que te damos, la verdura dejará de ser un motivo de malas caras a la hora de la cena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sándwich vegetal

Los niños, e incluso a veces los adultos, comemos por los ojos, por lo que descartamos muchos platos si estos no nos convencen a golpe de vista. Este plato es el típico sándwich vegetal rico y sano, pero con un toque divertido para que los niños lo vean con mejores ojos y logren comérselo. Los ingredientes, sencillos: pan integral, lechuga, jamón york, tomate y aceitunas negras; la clave: crear con ellos una divertida mariquita para que los niños se centren más en ella que en las verduras y así se las coman. (Imagen de Pinterest)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patatas rellenas
Hearst

Las patatas rellenas son un plato muy concurrido en casa por ser fácil de preparar a la vez que nutritivo. Sin embargo, no siempre quieren comérselo. Si preparamos nuestra receta de siempre incorporando una presentación más divertida, por ejemplo, convirtiendo las patatas en ratoncitos utilizando zanahoria para las orejas y la naricita y guisantes para los ojos, conseguiremos mejores resultados en su dieta. Se trata de hacer apetecibles y divertidos los platos que se comen con más dificultad. (Imagen de Pinterest)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tostas de humus con verduras

Hacer caritas con la comida suele funcionar casi siempre. Utiliza una tosta de pan integral, úntala con humus y utiliza distintas verduras que tengas en casa para hacer las caritas de los diferentes personajes. Puedes hacer los que aparecen en la imagen o desarrollar tu creatividad creando otros nuevos. Una cena rica, divertida y sobre todo, nutritiva. (Imagen de Pinterest)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hamburguesa de pescado

También puedes optar por preparar una hamburguesa de pescado empanado. Utilizaremos las distintas verduras que quieras incorporar —lechuga, pepinillo, tomate— para componer los elementos que formarán parte de una carita divertida que animará a tu hijo a que se coma todo el plato. Para los ojos puedes utilizar, como en la imagen, aceitunas rellenas de pimiento. Una receta completa compuesta por pescado y verduras que le encantará. (Imagen de Pinterest)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tomates rellenos

Otra alternativa es prepararles tomates rellenos. Sabemos que, dicho así, no es muy apetecible para nuestros pequeños, pero con el recurso de hacer caritas seguro que obtenemos mejores resultados. Aunque en este caso es de cuscús, el relleno lo dejamos a tu elección, pero puedes utilizar aceitunas negras para los ojos, lechuga para el pelo y queso para hacer una gran sonrisa en la carita del señor tomate. ¿A qué esperas? (Imagen de Parents.com)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Guisantes

¿Qué tal si le damos unos riquísimos guisantes de cena con el rostro del príncipe sapo? Puedes utilizar pepino o calabacín para los ojos y en medio colocar una pasa para hacer las pupilas, queso para la corona y para la boca puedes utilizar lo que más te guste: jamón, pimiento asado… (Imagen de Pinterest)

Así que ya sabes, si tu hijo no se lleva bien con las verduras, intenta convertir los platos en figuras graciosas con las que tu niño pueda divertirse… ¡y se las coma!

Y además...

Recetas apetitosas para que coma verduras

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo