Meriendas para niños

La merienda es una parte esencial en la alimentación de un niño. Descubre recetas sanas y nutritivas que le encantarán y le aportarán todos los nutrientes que necesita.

meriendas sanas para niños
Rebecca NelsonGetty Images

La merienda es una comida importante para los niños porque les aporta un extra de energía para que esté activos hasta la hora de la cena, pero a veces las ideas se nos agotan y caemos siempre en lo mismo. Te damos 4 ideas sanas que les gustarán mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La fruta, el alimento imprescindible

Una merienda sencilla y perfecta sería una pieza de fruta gracias a la cantidad de propiedades que posee, sin embargo, hay formas más divertidas de conseguir que tu hijo adore este alimento tan importante. Por ejemplo, con una colorida y divertida macedonia. En este caso, puedes disponerla de forma sencilla en un plato o hacer una divertida brocheta de frutas alternándolas con queso fresco, ¡le encantará!

Sin embargo, sabemos que no siempre es fácil lograr que los niños coman fruta. Para estos casos, ¿qué mejor opción que un rico y nutritivo smoothie o un batido? Combina diversas frutas con yogur o leche, tritura la mezcla y ya verás cómo le gusta.

Bollería casera

A los niños les encantan los bollos y las galletas, aunque es cierto que no son la opción más recomendable para una merienda. Sin embargo, de vez en cuando lo podemos permitir. En estos casos, es preferible que optemos por la repostería casera ya que en ella tenemos un mayor control sobre la grasa y el azúcar. Además, si dejamos que nuestro hijo nos ayude a prepararlo pasaremos un rato muy divertido junto a él y tiene muchos beneficios.

Te dejamos una deliciosa receta para cocinar galletas de avena caseras. Tiernas, deliciosas y con toda la energía que tu hijo necesita. Estos son los ingredientes que necesitas:

- 200g harina de avena
- 100g azúcar moreno
- 50g aceite de girasol
- 30g almendras fileteadas
- 1 clara de huevo
- 100g leche de avena
- Media cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- Una pizca de sal
- Azúcar glass

Precalienta el horno a 170ºC. Mezcla en un cuenco la harina de avena con el azúcar moreno, el aceite de girasol, la leche, media cucharadita de bicarbonato, la clara de huevo batida, una cucharadita de vainilla y un poco de sal hasta conseguir la masa que necesitas.
Incorpora en la bandeja de horno con papel para hornear montoncitos redondos de la masa, dejando espacio suficiente entre uno y otro. Hornea a 170º durante 15 minutos y retíralo. Deja que se enfríen las galletas y, si quieres, antes de servirlas, añade un poco de azúcar glas por encima. Sírvelas junto a un buen vasito de leche y a disfrutar. ¡Buenísimas!

Además...

--> Ideas de merienda-cena para niños

--> Tartas caseras para un cumpleaños infantil

Recetas con yogur

Los yogures suelen encantar a los niños. Pero cuidado, aquellos que son de sabores suelen incorporar demasiado azúcar. Te recomendamos utilizar yogur natural y que añadas el azúcar que consideres suficiente. Incorpora al yogur un poco de muesli o trocitos de fruta y le encantará.

Una alternativa al azúcar es integrar una cucharadita de miel. Por otro lado, te recomendamos el yogur griego. Este integra más proteínas, calcio, potasio y vitaminas A y B12. Añádele semillas de chía y a disfrutar.

Además...

--> Recetas con yogur para niños

--> Receta de helado con yogur y fresas

Bocatas y sándwiches, variados y sanos

Los bocadillos o los sándwiches son una merienda ideal para los niños. Gracias a las infinitas posibilidades e ingredientes con los que los puedes elaborar, tus hijos nunca se cansarán. Pero ojo, no todo vale, es recomendable que evites algunos alimentos, por ejemplo los patés o quesos grasos. Si quieres preparar el bocata de tu pequeño con fiambre, mejor que elijas uno de pavo. Otras buenas ideas son:

- Bocadillo de pan con tomate y un chorrito de aceite de oliva
- Tosta con aguacate
- Sándwich de pavo con lechuga, tomate y huevo duro
- Tostada de queso fresco con semillas de girasol, sésamo y chía
- Bocadillo de sardinillas, atún o caballa
- Sándwich de crema de sésamo, queso, nueces y membrillo
- Tostada con salmón

Además, también puedes variar el tipo de pan y optar por uno integral, de avena, de semillas, tostado... Así garantizarás que tu hijo incorpore a su dieta la cantidad de cereales, vitaminas y fibra que necesita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo