Bocadillos y sandwiches para niños

Porque son una opción estupenda para las meriendas de los niños (y de los mayores). Te damos un montón de ideas variadas y súper ricas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El marinero

Palitos de cangrejo, mayonesa light y lechuga. Bueno por ser bajo en grasas y rico en proteínas de alto valor nutritivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El nutritivo

Atún al natural y tomate fresco untado. Muy rico en ácidos Omega 3, regula el colesterol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El serrano

Jamón serrano (sin la parte grasa) y tomate natural. El jamón es rico en proteínas y minerales y va bien contra la anemia y las malas digestiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El más dulce

Mermelada y queso de untar. Dulce y energético, ideal para los niños que hacen mucho ejercicio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El vegetal

Lechuga, tomate en rodajas, huevo duro y espárragos. Estupendo por ser riquísimo en vitaminas y regular el tránsito intestinal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El más socorrido

Pavo, queso light en lonchas y rodajitas de tomate. Rico en proteínas y vitamina C

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El noruego

Salmón ahumado con queso crema. Cardiosaludable, gracias al alto contenido en ácidos grasos esenciales Omega 3 del salmón, y con un gran aporte de minerales

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El inevitable

Crema de cacao. Hecha con leche, cacao, avellanas y azúcar. No conviene abusar, ya que es muy calórica y el cacao es excitante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El francés

Paté de pollo o de pavo. Son menos calóricos que los de cerdo y pato, pero aun así, tienen un gran poder saciante y pueden empachar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El de toda la vida

Chorizo. Muy rico, pero con gran contenido calórico y de grasas saturadas, que aumentan el colesterol. Debe tomarse ocasionalmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El tradicional

Queso fresco con membrillo. Una combinación equilibrada y muy rica en sales minerales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo