Platos de cuchara para niños

Calentitos, ricos y con ingredientes sanos. Prepáralos con estas recetas de temporada, perfectas para peques que ya comen de todo.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sopa de verduras con manzana

Pela y pica 1 cebolla, 2 puerros, 1 patata pequeña y 1 manzana; pon todo en una cazuela a fuego suave con 4 cucharadas de aceite de oliva y cocina 10 minutos. Añade 1 l de caldo de verduras y una pizca de curry en polvo. Sala ligeramente y cocina 30 minutos. Pela y corta otra manzana en dados y saltéalos. Incorpóralos a la sopa con unas hojas de albahaca.

Qué aporta al niño

Es un plato nutritivo, pero muy ligero. Su punto fuerte son las vitaminas, que le aportan tanto las verduras como la manzana, que además es súper digestiva. El curry da un toque de sabor (suele gustar mucho a los niños) y es muy rico en minerales como el potasio y el magnesio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gnocchi con calabaza y col

Pon una olla al fuego con una nuez de mantequilla y 300 g de calabaza en trozos unos 8 minutos. Añade 1 pimiento rojo en daditos, salvia, un ajo y un poco de sal y remueve. Añade 3 dl de caldo de pollo y 300 g de coliflor picada y mantén al fuego unos 4 minutos. Incorpora los gnocchi (400 g) y cuando estén tiernos, queso rallado. Al empezar a burbujear retira y sirve.

Qué aporta al niño

Los gnocchi son bolitas de patata con harina y queso, con lo que ofrecen hidratos de carbono complejos, que combinan genial con las verduras, como en este plato. En cuanto a la coliflor, es muy rica en potasio, importante para el desarrollo muscular. Una receta ideal para los niños que siempre ponen pegas cuando tienen que comer verduras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lentejas a la jardinera

Lava y pela 1 zanahoria, 1 pimiento verde, 1 patata, 1cebolla, 1 tomate y medio puerro. Corta el puerro en rodajas y el resto de verduras en dados finos. Saltéalas en una cazuela con cuatro cucharadas de aceite de oliva. Añade un litro de agua y 300 g de lentejas (en remojo desde la noche anterior). Sazona y deja al fuego hora y media.

Qué aporta al niño

Las lentejas pertenecen al grupo de las legumbres y por lo tanto son fuente de proteínas vegetales de alto valor biológico. Ofrecen también una interesante cantidad de fibra, ácidos grasos buenos, hidratos de carbono complejos... Al acompañarlas de verduras su digestión no será pesada y al niño le encantarán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patatas en salsa verde

Pon un cazo al fuego con 1l de agua, 1 puerro en rodajas y pescado blanco sin espinas troceado. Tras hervir 15 minutos cuela y reserva el caldo. Pica una cebolla y 1 ajo y rehógalo con perejil en aceite de oliva. Añade 3 patatas grandes cortadas en rodajas y 150 g de guisantes, salpimenta, incorpora el caldo del pescado y deja cocinar 30 minutos. En el último minuto añade el pescado.

Qué aporta al niño

Es un plato completísimo ya que proporciona las proteínas del pescado blanco, los hidratos de las patatas, la fibra y las vitaminas y minerales de las verduras y los guisantes... Y además, resulta estupendo para templar el organismo en los días fríos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Judías pintas con arroz

Pon en una olla 250 g de alubias (en remojo desde la noche anterior) con agua fría y un poquito de sal. Deja cocer hasta que estén tiernas. Escúrrelas y reserva parte del caldo. Cuece 150 g de arroz 15 minutos, escurre y reserva. Pela dos patatas, córtalas en cuadrados y fríelas en aceite de oliva, añade la cebolla cortada y deja dorar. Junta las alubias con el caldo, la cebolla y las patatas y cocina 10 minutos. Añade el arroz, deja 5 minutos más y sirve.

Qué aporta al niño

Es un plato único completo, gracias a las legumbres y al arroz, que forman una combinación perfecta. Proporciona al niño una buena ración de energía con pocas grasas y la patata aporta un punch de sabor y suavidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sopa de avellanas

En una cazuela al fuego con un chorrito de aceite de oliva pon 2 patatas, 1 zanahoria y 1 manzana troceadas y deja que se cocinen a fuego lento 10 minutos. Mientras, tritura 150 g de avellanas hasta dejarlas en polvo e incorpóralas a la cazuela. Añade 7dl de caldo de verduras y sala ligeramente. Deja cocer a fuego suave, retira y bate para obtener una crema homogénea. Puedes añadir un toque de queso crema y apio.

Qué aporta al niño

Las avellanas son frutos secos, aportan ácidos grasos insaturados y fibra y son ricas en tiamina (que protege el sistema nervioso), en magnesio y en vitaminas del grupo B. Ojo, es un alimento altamente alergénico, por eso los niños no pueden tomarlo antes de los 18 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo