4 platos de verano adaptados al niño

A partir de cierta edad no es necesario que le hagas a tu hijo una comida especial. Sólo deberás adaptar los ingredientes y así podréis disfrutar todos juntos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paella

Tu hijo podrá tomar este plato tan típico de la época estival a partir del año. Eso sí, para niños tan pequeños hay que hacerla con pollo y magro de cerdo, en lugar de con marisco (este no puede tomarlo hasta los 18 meses). Y es mejor que no eches colorante.

Gazpacho

Desde que tu hijo cumpla los 12 meses podrás dárselo, pero no le pongas ajo, pimiento ni cebolla. Debe llevar sólo tropezones de pan, tomate y zanahoria. Alíñalo con vinagre de manzana, que es más suave que el de vino. Puede ser plato único si le añades unas tiritas de pavo.

Ensalada

Si es de lechuga picada, tomate pelado y zanahoria rallada puede tomarla desde los 12 meses. Aderézasela con aceite de oliva de baja graduación y orégano (estos aliños favorecen la digestión). Si le añades huevo duro y unos trocitos de queso no hace falta que tome segundo.

Barbacoa

Tu hijo podrá disfrutar de ella con vosotros desde los 18 meses, pero antes de poner su filete a la parrilla, quita las partes grasientas y cocínalo al vapor para que se haga por dentro. Si la barbacoa es de pescado, espera a que cumpla los 2 años y ve dándole tú trocitos pequeños, comprobando que no tienen piel, escamas ni espinas. En ambos casos elimina las zonas que se hayan tostado demasiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo