Cómo hacer Roscón de Reyes casero

¿Este año te apetece elaborar en casa el roscón de Reyes, con la colaboración de tus hijos? Prueba esta receta, el éxito está asegurado.

Roscón de Reyes
Getty Images

Comer Roscón de Reyes es una de las tradiciones favoritas de los niños en Navidad y de la mayoría de los padres. Este postre representa la ilusión y la magia de uno de los días más importantes del año, la llegada de los Reyes Magos y todos los niños sueñan con toparse con la sorpresa de su interior. Toma nota de cómo hacerlo en casa: pide ayuda a tus hijos y veréis qué rico os sale.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Por qué hacerlo en casa

El roscón de Reyes se considera una preparación culinaria de dificultad media o alta. Y lleva su tiempo de elaboración. La tentación es comprarlo ya hecho en la mañana de Reyes, pero no es lo mismo; si lo elaboras tú (con la colaboración de tus hijos) te hará mucha más ilusión y la casa se llenará de un aroma de lo más dulce. Hazte con los ingredientes y sigue estos tres pasos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los ingredientes

- 500 g de harina de trigo (que sea de fuerza)
- 125 g de mantequilla
- Tres huevos
- 1 vasito de leche
- 30 g de levadura de panadero (en refrigerados)
- 120 g de azúcar
- 1 cucharadita de ralladura de naranja
- 1 cucharada de ralladura de limón
- 3 chorritos de agua de azahar
- 1 pizca de sal
- Diferentes frutas escarchadas, láminas de almendra...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 1: Mezcla los ingredientes

Funde la mantequilla hasta que esté líquida. Templa la leche y disuelve en ella la levadura. Mezcla esto con la mantequilla, dos huevos batidos, la ralladura de naranja, la de limón, el agua de azahar y la pizca de sal. Aparte, sobre una superficie lisa, tamiza la harina de fuerza, extiéndela y haz una forma de volcán en el centro para recoger la mezcla que has preparado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 2: Amasa y deja reposar

Vierte poco a poco la mezcla en el cráter del volcán de harina, añade el azúcar y ve amasando con los dedos y después con las manos hasta conseguir una bola de masa fina y elástica. Deja reposar la bola unos 45 minutos, cubierta con un paño, en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Aumentará su volumen al doble. Ahora vuelve a amasarla muy bien, haz la forma del roscón, pon en una bandeja de horno sobre papel de hornear e introduce la sorpresa (en otra zona puedes poner un haba). Con el huevo sobrante, batido, unta el roscón para que quede sellado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 3: Decora y hornea

Una vez preparado el roscón y sellado con el huevo, tápalo con el paño y vuelve a dejar reposar en ambiente cálido media hora o más, hasta que doble su tamaño. Precalienta el horno a 190 ºC. Mientras el horno se calienta, humedece un poco de azúcar con unas gotas de agua y decora el roscón con ella, junto con trocitos de frutas escarchadas y con las almendras laminadas. Mete al horno durante media hora (verás cómo sube), saca del horno, deja enfriar y sírvelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decoración original

Tradicionalmente el roscón de Reyes se decora con azúcar humedecido, frutas escarchadas y almendras fileteadas. Pero también puedes decorarlo con frutos del bosque y almendras y rociarlo al sacarlo con azúcar glass.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo