¿Y qué le doy de comer ahora?

Carne roja, pescados, leche de vaca, huevos... Con todas las noticias que están saliendo en los medios, es normal que no tengas claro cuáles son los alimentos adecuados para tu hijo. Aclaramos tus dudas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
De la leche a la alimentación complementaria

Como ya te habrá indicado el pediatra de tu hijo, la leche materna es el mejor alimento que puedes darle, en exclusiva y a demanda, hasta los 6 meses. Después puedes mantenerla hasta los 2 años, aunque introduciendo otros alimentos a partir del sexto mes, ya que la leche sería insuficiente como único alimento.

Si tu opción es el biberón, hacia el cuarto-quinto mes el pediatra te recomendará que empieces a añadir los cereales sin gluten. En cualquiera de los dos casos, y hasta que el niño cumpla un año, has de mantener un aporte de leche mínimo de medio litro diario.

Cuando empieces a introducir nuevos alimentos en su dieta, recuerda que debes esperar 10 días entre uno y otro para comprobar si el bebé lo tolera bien, ofrecerle poca cantidad y no forzarle a comer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un calendario de nuevos alimentos

Según la Guía para la alimentación infantil realizada por Hospitales Nisa con las recomendaciones de la pediatra Mª Jesús Pascual, éste puede ser un calendario oportuno para ir introduciendo las novedades en su alimentación:

- 6 meses. Tomará cereales sin gluten con leche materna. Puré de verduras con patata o arroz, zanahoria y judías verdes; a la semana, con pollo. A los 15 días, papilla de frutas con plátano, pera, manzana y naranja (los niños de biberón empezarán con el puré y la papilla al quinto mes). No hay evidencia de que sea mejor dar primero los cereales, luego el puré y más tarde la fruta, el orden es indiferente.
- 7 meses. Introducir la ternera en el puré de verduras y antes del fin de este mes, empezar con los cereales con gluten.
- 8 meses. Ya puede tomar jamón de York, pavo o cordero, queso tipo petit y yogur natural. Le puedes ofrecer galletas y pan si los cereales con gluten le han sentado bien.
- 9 meses. Es el momento del pescado blanco.
- 10 meses. Proceso de tolerancia del huevo: primero, un cuarto de yema cocida; a los dos días, media yema; tres días después, entera. Espera una semana más para darle también la clara. Sus purés han de ser ahora triturados, no pasados (semisólidos) para que empiece a desarrollar la masticación.
- 11 meses. Puedes ofrecerle una tortilla de una yema y dos claras y empezar con la pasta. No le ofrezcas preparados con huevo crudo o salsas que lo contengan (como mayonesa casera) hasta los 3 años.
- 12 meses. Legumbres, otras frutas (salvo kiwis, melocotón y fresas) y más verduras.

Espera hasta los 18 meses para el pescado azul y hasta los 3 años para los frutos secos, ya que son alimentos muy alergénicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recomendaciones importantes

El Servicio de Seguridad Alimentaria de la Consellería de Salut del Govern de les Illes Balears (seguretatalimentaria.caib.es), en su Guía de alimentación infantil durante el primer año de vida, recomienda que:
• La leche de vaca no se introduzca en la dieta del niño hasta pasado el año de edad y que ésta no sea la bebida principal, sino el agua. Evita darle productos elaborados con leche cruda.
• Hasta después del año no añadas azúcar, sal ni edulcorantes a sus platos; tampoco miel ni sus derivados hasta después de los 2 años.
• En la etapa infantil no le des pescados de gran tamaño como pez espada, tintorera o atún rojo, por posible presencia de mercurio (tampoco las embarazadas o en periodo de lactancia). Su pescado blanco, bien cocido.
• Hasta 3-4 años no debe tomar pescado crudo (sushi), ni ahumados, ni marinados, ni mejillones o berberechos poco hechos.
• La carne para él ha de estar bien pasada (mínimo, a 71 ºC y el centro con cambio de color) y no debe tomar carne de caza abatida con munición de plomo hasta los 6 años.
• Las verduras y frutas deben estar bien lavadas y peladas si las va a consumir en crudo. A partir de los 2 años se debe intentar dar cinco raciones al día (incluidos zumos, batidos, etc.)
• Las acelgas y espinacas contienen nitratos, no se las des si el niño tiene infección intestinal y espera hasta el año para incluirlas en el puré (y no más de una quinta parte del total).
• Para sus platos, elige productos locales y de temporada, más sabrosos y ricos en nutrientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si no quieres darle carne

Si a raíz de los últimos anuncios de la OMS ésta es tu opción, puedes darle pollo, pavo, conejo o cordero lechal. Hacia los 18 meses puedes ofrecerle una combinación de granos enteros y legumbres (por ejemplo, arroz integral con lentejas o garbanzos) o incorporar a sus platos quinoa, un pseudocereal rico en hierro, magnesio, vitaminas y fuente completa de proteínas de origen vegetal, que es apto incluso para intolerantes al gluten.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No olvides que...

• Si no quiere más puré, no guardes los restos.  
• Los productos cárnicos no curados, como sobrasada o paté refrigerado, no son aptos para menores de 3 años.
• Sus zumos han de ser naturales, recién hechos, o pasteurizados.
• Hasta los 3 años puede tomar 3 raciones a la semana de carne blanca (pollo, pavo, conejo, cordero lechal). Y cada 15 días, una de carne roja.
• Los códigos entre E-100 y E-180 son colorantes. Los que van de E-620 a E-625, glutamatos. Y los de E-338 a E-341, fosfatos. Cuantos menos haya en sus alimentos, mejor.

Las proteínas están formadas a base de aminoácidos. Si un alimento proteico contiene los ocho aminoácidos esenciales, se considera como proteína completa: las carnes lo son, pero también los huevos y la leche. Por tanto, no es imprescindible que las proteínas de la dieta procedan de la carne. Los niños de 0-1 año necesitan 13 g diarios; de 1 a 3 años, 15 g; de 4 a 8 años, 19 g, y de 9 a 13 años, 25 g.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo