Recetas de helados para niños

El helado es un alimento estupendo que puedes integrar fácilmente en la dieta de tus hijos. ¡Y con este calor apetece muchísimo! Estas ideas, muy sencillas de hacer en casa, les encantarán.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vasitos de queso y arándanos

Ingredientes
100 ml de agua. 1 cucharadita de azúcar.  200 g de frutos del bosque. 4 huevos. 2 dl de nata. Unos 100 g de queso mascarpone.

Preparación

- Pon a hervir un cazo con el agua y la cucharadita de azúcar hasta que se forme un caramelo. A continuación, bate las yemas e incorpora el almíbar sin dejar de batir.
- Una vez que la mezcla anterior esté fría (hasta entonces la habrás batido) monta la nata y mezcla con el mascarpone. Incorpora suavemente a la preparación anterior.
- Vierte en un molde y reserva en el congelador hasta que solidifique. Pon al baño maría los arándanos con el azúcar, tapa con papel plata y cocina hasta que las frutas formen un ligero puré. Sirve en vasitos el helado con puré por encima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Helado de fresas y chocolate

Ingredientes
200 ml de agua. 200 g de azúcar. 150 g de chocolate negro de cobertura. Fresas. 4 huevos. zumo de limón. 250 ml de nata.

Preparación

- Limpia las fresas y ponlas a cocer con el agua, la mitad del azúcar y unas gotas de limón hasta que se forme un almíbar denso. Separa las yemas de las claras y bate las yemas hasta que estén cremosas.
- Añade el almíbar en forma de hilo sin parar de batir hasta que la mezcla enfríe. Monta la nata e incorpórala a la preparación anterior con movimientos envolventes. Agrega las claras montadas, pon en un molde. Reserva en el congelador la mezca hasta que solidifique.
- A continuación, calienta en un cazo el resto del agua, añade el chocolate troceado y remueve hasta que se disuelva. Sigue cociendo en hervor suave unos minutos y aparta del fuego. Por último, monta los platos con el helado, la salsa de chocolate y fresas frescas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Polos de sandía y melón

Ingredientes
200 g de melón verde. 200 g de sandía.  Brochetas de madera.  Moldes de plástico.

Preparación

- Pela la sandía y el melón, desecha las pepitas y trocea. Reserva el melón tapado con papel film en la nevera.
- Pon la sandía en un recipiente y tritura hasta obtener un puré fino. Viértelo en una jarrita y reparte el puré de sandía en moldes para polo, llenándolos hasta la mitad. Congela hasta que se solidifique del todo. Saca el melón de la nevera y tritura con la batidora.
- Saca los moldes del congelador y termina de rellenarlos con el puré de melón. Mete al congelador hasta que se solidifiquen del todo. Si has usado vasos de plástico pínchalos en el centro con palitos de madera cuando el sorbete haya solidificado un poquito y vuelve a congelar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Helado de pera

Ingredientes
100 ml de agua. 150 g de azúcar. Un puñadito de frutos secos. 2 huevos. 2 dl de nata. 2 peras.

Preparación

- Pon en un cazo el azúcar y el agua y cuece a fuego medio, hasta que se forme un ligero caramelo. Aromatizará toda la cocina...
- Pela, retira las pepitas y pica las peras finamente. Incorpora el almíbar, deja macerar 10 minutos y retira. Bate las yemas de los huevos y añádelas al almíbar sin dejar de batir, hasta que la mezcla espese y se atempere.
- Monta la nata e incorpórala con movimientos envolventes a la mezcla anterior. Rellena los moldes elegidos y congela un mínimo de cuatro horas. Sirve acompañados de frutas o de frutos secos machacados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sorbete de mango

Ingredientes
3 mangos. Moldes de plástico para polos.

Preparación

- Pela los mangos y retira los huesos. Pon la fruta en un recipiente y tritura con la batidora hasta obtener un puré liso y homogéneo. Vierte el puré de frutas en vasitos pequeños de plástico o en moldes.
- Mantenlos en el congelador de dos a tres horas, hasta que se hayan solidificado del todo.
- Si utilizas vasos de plástico, al cabo de una hora pincha los sorbetes en el centro con un palito de madera y ponlos de nuevo en el congelador. Sácalos cuando estén listos ¡y a disfrutar de su sabor!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo