Recetas con leche para niños

Entre los 12 meses y los 5 años los niños deben tomar, como mínimo, medio litro de leche al día. Prueba estas ideas y verás qué bien se las toman y cuánto les gustan.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Natillas

Ingredientes

 1/2 litro de leche, 75 g de harina de maíz, 3 yemas de huevo, 100 g de azúcar, 1 piel de limón, palitos de chocolate y canela molida para decorar (opcional).

Cómo se hace

Calienta en un cazo la leche, el azúcar y la cáscara del limón. Cuando empiece a hervir, retira la cáscara. En un cuenco bate las yemas con la harina hasta conseguir una mezcla homogénea. Incorpora la leche sin dejar de batir y vuelca sobre el cazo que al utilizado al principio. Ponlo a fuego suave hasta que la mezcla espese, sin dejar de remover un solo instante para que no salgan grumos. Retira del fuego, sirve en cuencos bonitos y, si quieres, decora con palitos de chocolate y canela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Arroz con leche

Ingredientes

 200 g de arroz blanco de grano redondo, 6 cucharadas de azúcar, 1 litro y medio de leche, 1 ramita de canela, 1 corteza de limón. 

Cómo se hace

Echa la leche en un cazo y cuando rompa a hervir, echa el arroz, el palito de canela y la corteza del limón. Espera una media hora a fuego lento, dando vueltas al arroz cada cierto tiempo con una cuchara de madera para que no se pegue. Añade el azúcar, remueve, deja que se cocine unos minutos más y sirve en copas bonitas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Leche merengada

Ingredientes

1 litro de leche, 2 claras de huevo, 300 g de azúcar, 1 piel de limón, canela molida (puedes prescindir de ella si a tu hijo no le gusta).

Cómo se hace

Pon a calentar en un recipiente la leche, el azúcar y la corteza de limón, a fuego moderado y removiendo de vez en cuando para que el azúcar se disuelva sin agarrarse. Cuando entre en ebullición, deja que hierva 2 minutos, retira del fuego y reserva hasta que se enfríe. Cuando se haya enfriado del todo, pásala por un colador fino y pon a helar en el congelador hasta que se empiece a cuajar.

Monta las claras de huevo. Saca la preparación anterior del congelador. Rompe los hielecitos que se hayan formado e incorpora las claras, mezclando bien hasta conseguir una textura cremosa, no cristalizada. Reparte en copas o vasos bonitos, espolvorea con canela y sirve.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur casero

Ingredientes

1 litro de leche, 1 cucharada de leche en polvo, 1 yogur natural.

Cómo se hace

Saca el yogur de la nevera tres horas antes de empezar a hacer esta receta. Pon en un cazo la leche y una cucharada de leche en polvo. Remueve bien y ponlo al fuego, pero retíralo antes de que la leche empiece a hervir. Añade el yogur natural, remueve bien y tapa el cazo con un paño para que la mezcla se mantenga caliente. Deja reposar en un sitio templado unas 10 horas. Pasado este tiempo, la leche se habrá cuajado y tendrermos un rico yogur casero. Sirve en vasos decorados, para una mejor presentación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Flan

Ingredientes

1/2 litro de leche, 4 huevos, 6 cucharadas de azúcar, agua.

Cómo se hace

En un cuenco grande bate los huevos junto con 4 cucharadas de azúcar. Añade la leche poco a poco sin dejar de remover. Pon una sartén a fuego suave con 2 cucharadas de azúcar y 2 de agua. Mantén a fuego suave hasta que se caramelice. Echa el caramelo en el fondo de una flanera. Rellena ésta con la mezcla de leche y huevos. Tápala con papel de aluminio. Pon en el fondo de la olla rápida un dedo de agua e introduce en ella la flanera. Tapa y mantén a fuego medio durante 4 minutos, a partir de que comience a salir el vapor. Retira, deja templar el flan y desmolda.

Recuerda: Si tu hijo tiene intolerancia a la lactosa puedes prepararle este flan con leche sin lactosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papillas

Ingredientes

2 cucharaditas de harina fina de maíz, 250 cl de leche, 1 cucharadita de azúcar, agua.

Cómo se hace

Disuelve la harina en medio vasito de agua tibia. En un cazo echa la leche y el azúcar y cuando comience a hervir, añade la harina disuelta, sin dejar de remover para que no se formen grumos. Sigue dando vueltas hasta que la mezcla espese.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Leche frita

Ingredientes

1/2 litro de leche, 3 huevos, 3 cucharadas de harina, 7 cucharadas de azúcar, 1 cáscara de limón, canela molida, aceite de oliva, pan rallado.

Cómo se hace

Bate dos huevos y el azúcar y añade la harina. Pon a hervir la leche junto con la corteza de limón y la canela. Viértela sobre la mezcla de los huevos, mientras bates constantemente. Corta la masa en cuadraditos y rebózalos con huevo batido y después con pan rallado. Calienta aceite en una sartén. Cuando esté humeante, fríe los cuadraditos de leche hasta que se doren por ambos lados. Mezcla el azúcar y la canela para rebozar en ellos los dulces de leche según los vayas sacando de la sartén. Sirve decorados con una ramita de canela.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salsa bechamel

Ingredientes

1 litro de leche, 60 g de mantequilla, 60 g de harina, sal.

Cómo se hace

En un cazo derrite la mantequilla a fuego lento. Cuando se haya derretido, añade la harina y deja cocer hasta que la harina coja algo de color. Remueve bien con unas varillas, hasta que la mezcla se desprenda de las paredes. En otro cazo pon a calentar la leche y cuando empiece a hervir, viértela sobre esta mezcla y aparta el cazo del fuego. Remueve constantemente hasta que desaparezcan todos los grumos de la besamel y vuelve a poner al fuego, unos 10 minutos. Echa una pizca de sal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salsa de leche

Ingredientes

1 cebolla, algo más de medio vaso de leche, aceite de oliva, sal, perejil.

Cómo se hace

Pon una cazuela al fuego con un poco de aceite y la cebolla rallada. Sofríe unos minutos y añade el perejil picado y la leche. Tapa la cazuela y deja que cueza a fuego bajo unos 20 minutos.

Esta salsa es ideal para acompañar al pollo y al pescado cocidos. Aporta calcio y tiene un sabor muy suave.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo