Comidas para llevar: postres y zumos

Fáciles y rápidos de preparar, son saludables y resultan estupendos para disfrutar de ellos junto al mar, en el jardín o en la piscina.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur con puré de frutas

Prepara su papilla habitual de frutas, guárdala en un recipiente hermético y mete éste en una neverita portátil junto con un yogur natural. Cuando llegue la hora de darle la merienda donde estéis, mezcla unas cucharadas de yogur con la papilla y ofrécesela. Los niños que son reacios a tomar la papilla de frutas suelen aceptarla bien así, cuando se mezcla con yogur. También puedes echarle un cacito de sus cereales. Tu hijo podrá tomar esta merienda a partir de los 9 meses o cuando el pediatra introduzca el yogur en su dieta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Batido de fresa y plátano

Mezcla en el vaso de la batidora un plátano maduro, cuatro fresas lavadas y un vaso de leche entera. Tritúralo todo y si te queda muy espeso añade más leche. A partir de los 2 años

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Batido de pera y leche

Quita las semillas a una pera madura, pélala y trocéala. Ponla en la batidora con 250 cl de leche de continuación y bate todo. Debes mantener el batido muy frío. Una estupenda merienda para niños a partir de 6 o 7 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piruletas de fruta y chocolate

Corta en rodajas de 2 centímetros un kiwi bien pelado, pincha un palito de helado en cada trozo y mételos en el congelador. Aparte, derrite chocolate fondant en un recipiente (ponlo sólo unos segundos en el microondas). Cuando la fruta se haya congelado, mójala en el chocolate hasta recubrirla del todo. Al estar fría, el chocolate se endurecerá rápidamente. Pon las piruletas otra vez en el congelador. Al cabo de una hora envuelve cada una en papel transparente de cocina y mételas en una neverita que conserve bien el frío. También puedes hacerlas con fresas, que combinan muy bien con el chocolate (en este caso deja las fresas enteras, sin trocear). Son la merienda o el postre preferido de los peques, que pueden tomarlas a partir de los 2 años. Llévalas al parque o a la piscina... ¡darás a tus hijos una agradable sorpresa!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zumo de tres sabores: manzana, naranja y zanahoria

Hazlo poniendo en la licuadora una zanahoria lavada, una manzana pelada (quita las semillas) y una naranja pelada. Revuelve el zumo obtenido.
Tu peque puede tomarlo a partir de los 7 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Macedonia colorida

A los niños suele gustarles mucho por la variedad de color y sus contrastes. Corta en trozos muy pequeños un plátano, una pera y una manzana, mézclalos con
el zumo de una naranja y viértelo todo en un recipiente isotérmico. Los niños pueden tomarla a partir del año. Hacia los 18 meses puedes hacerla también con sandía, melón y pera. Otras frutas como las fresas, las moras, el kiwi, el mango, el albaricoque y el melocotón resultan muy vistosas, pero no debes dárselas antes de los 2 años, para prevenir posibles reacciones alérgicas

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zumo de mango y naranja

Pela medio mango y tritúralo, añade el zumo de una naranja y vuelve a batir. Si la mezcla te sale muy espesa echa algo más de zumo. Para niños desde los 2 años y medio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Batido de manzana asada y leche

Lava una manzana, quítale el corazón y métela al horno hasta que esté asada. Mezcla dos o tres cucharadas de su pulpa con un vaso de leche de continuación y bátelo bien. Es ideal para peques desde los 6 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo