Qué leche puedes dar a tu hijo de un año

Te contamos las diferencias entre la leche de vaca y la de crecimiento.

image
D.R.

Como bien sabes, no es adecuado introducir la leche de vaca en la alimentación del niño antes de los 12 meses. A partir de esa edad, puedes optar por seguir dándole su leche de continuación, por pasarle a una leche de crecimiento o por empezar con la leche de vaca. Los niños que toman pecho mantendrán la lactancia materna hasta los 2 años o más (o hasta que madre e hijo así lo decidan).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por qué una leche de crecimiento

Los niños de 1 a 3 años tienen unos requerimientos nutricionales específicos. El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (en colaboración con la Federación Iberoamericana de Nutrición y la Fundación Española de Nutrición) ha elaborado un documento sobre el papel que pueden desempeñar las leches de crecimiento en la alimentación de los niños de 1 a 3 años. Según este documento esta leche es una opción útil y complementaria en la dieta de estas edades para mejorar los aportes de calcio, hierro, vitamina D y ácidos grasos Omega 3 DHA. Al tiempo que ayuda a reducir el contenido proteico y el de grasas saturadas de su alimentación.

La leche de crecimiento comparada con la leche de vaca

Un vaso de leche de vaca de 250 ml contiene el 13,2% de la ingesta recomendada (IR) de proteínas, el de leche de crecimiento tiene el 12,4%. El vaso de leche de vaca no aporta DHA ni hierro, mientras que el de leche de crecimiento tiene un 65% IR de DHA y un 42,9% IR de hierro. Por otro lado, la leche de vaca apenas tiene vitamina D, mientras que la de crecimiento aporta un 25% de la IR de esta vitamina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo