Camufla los alimentos que no le gustan

Es normal que tu hijo rechace alugunos alimentos por su color, olor, textura o sabor. Una vez descartadas posibles alergias o intolerancias, puedes emplear estos trucos.

Una vez descartadas posibles alergias o intolerancias, puedes emplear estos trucos:

RECHAZA EL PESCADO

Puede ser porque en casa lo coméis poco, dadle ejemplo. O porque encontró una espina.

  • Prueba a darle lomos de lenguado, merluza o pescadilla cocidos y gratinados al horno. O desmenuzados en arroz, ensalada, croquetas o pastel de hojaldre. Y congelado en barritas rebozadas. Y, desde 2 años, sardinas de lata.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Compensa lo que no come dándole más carne (proteínas animales), lácteos (calcio), nueces molidas a partir de los 18 meses (Omega 6)...

      NO QUIERE VERDURA

      Es importante que la tome. Para conseguirlo prueba esto:

      • No le des las que rechaza (por ejemplo, si coge manía a lo verde o a lo rojo) o camúflalas en pizzas, empanadillas, ensaladillas o en las salsas.
        • Si toma poca, dale más fruta.

          CASI NO TOMA FRUTA

          ¿Vosotros la coméis? Disponed un frutero a la vista. Además...

          • Prueba a dársela cortada de forma curiosa con moldes, en macedonias de colores, mezcladas con flan o yogur, en mermeladas naturales, en tartas... Y en zumos y batidos.
            • Compensa con más verdura.

              NO LE GUSTA LA LECHE

              Si rechaza este alimento básico:

              • Cambia su sabor con cacao, vainilla o zumo de fresas. Dásela batida con cereales. Y en croquetas, crepes...
                • Compensa con otros lácteos.
                  Publicidad - Sigue leyendo debajo