Ideas de meriendas infantiles

No todos los niños deben merendar exactamente lo mismo. Es buena idea adaptar la merienda a sus circunstancias personales.

Un peque con sobrepeso no puede ni debe merendar igual que otro inapetente, por ejemplo. A cada uno, su merienda ideal...

Niño con sobrepeso

  • Un yogur y una pieza de fruta.
  • Una rebanada de pan integral acompañada por una loncha de pavo y un poco de queso de Burgos.
  • Consejo: Evita darle embutidos como el chorizo, salchichón, lomo embuchado, fuet... son demasiado grasos
    y de digestión pesada.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Niño que come muy poco

    • Frutos secos variados (si tiene más de 2 años) y un vaso de leche.
    • Un batido de leche y fruta.
    • Consejo: Procura darle tentempiés nutritivos en pequeñas porciones, como taquitos de queso, jamón, unos trocitos de fruta, unas nueces... Además, varía mucho el menú y la presentación, para que no se aburra.

      Niño que hace mucho deporte

      • Un bocadillo de jamón y queso y zumo de fruta natural.
      • Un batido de chocolate con unas galletas y un puñado de frutos secos (niños de más de 2 años).
      • Dos tostadas con un aguacate (más de 18 meses) y un trozo de queso.
      • Consejo: Los niños que realizan deporte de manera habitual precisan ingerir más calorías o, lo que es igual, más energía. Lo mejor es aliarse con las grasas, descartar por completo las trans y elegir las más sanas.

        Niño que es aún pequeño

        • Una papilla de cereales y fruta.
        • Un batido de su leche con fruta.
        • Consejo: Ahora es el momento de aficionarle a la fruta para que de mayor la tome a menudo. Dásela de todas las formas posibles hasta encontrar la que más le gusta.

          Niño al que le cuesta comer fruta

          • Un batido de leche y frutas más dulces, como pera o plátano.
          • Una rodaja de melón con jamón.
          • Macedonia de frutas con gelatina.
          • Zumo de naranja con yogur.
          • Consejo: Para que no la rechace, lo mejor es que se la des mezclada con leche o con otro lácteo, en trocitos o como batido. Es aconsejable tener frutas de la época, son más económicas y tienen mejor sabor y calidad.

            Meriendas apetitosas para toda la semana

            Si se te acaban las ideas a la hora de ofrecerle esta comida, aquí te ofrecemos varias para cada día de la semana:

            Lunes: Un batido de chocolate y una rebanada de pan integral acompañada de una loncha de pavo y una rodajita de piña.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo

            Martes: Una tostada con queso suave y frutos secos (si tiene más de 2 años) y una manzana.

            Miércoles: Una cuajada casera con unos trocitos de fruta y un puñado de cereales.

            Jueves: Un bocadillito de lomo y queso y un plátano.

            Viernes: Un vaso de leche y un trozo de tarta casera de galleta y fresas.

            Sábado: Una medianoche con chocolate y un zumo de naranja natural.

            Domingo: Medio sándwich de atún y un batido de fruta.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo