Legumbres para niños, ¡cómo les alimentan!

Poseen los nutrientes que necesita tu hijo en época de crecimiento y se pueden preparar de muchas maneras. ¡Anímate a ofrecérselas!

De todos los alimentos que el hombre cultiva, las legumbres son, junto con los cereales, los más ricos en nutrientes.

Contienen gran cantidad de hidratos de carbono, proteínas, minerales (potasio, magnesio, zinc, hierro y fósforo), vitaminas (E y del grupo B) y fibra. Es una composición estupenda que las convierte en ingredientes imprescindibles en la dieta infantil.

Aun así, hoy en día los hábitos alimenticios de los niños y adolescentes españoles incluyen un escaso consumo de legumbres, según refleja el estudio ENKID, que ha evaluado a 3.534 personas de entre 2 y 24 años.

CÓMO INTRODUCIRLAS

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda introducir las legumbres en la dieta del niño a partir de los 10-12 meses de vida, aunque hay pediatras que aconsejan hacerlo a partir de los 6-8 meses. En cualquier caso, no deben ofrecerse antes de los 6 meses porque son difíciles de digerir.

La introducción debe realizarse siempre con las legumbres bien cocidas, añadiendo unos 20 gramos al puré de verdura que suele tomar el niño. Es importante triturarlas y pasarlas previamente por el chino para quitarles las pieles, ya que es ahí donde están las sustancias que las hacen difíciles de digerir.

Cuando veas que el niño las tolera (no le duele la tripa ni presenta síntomas de alergia), puedes ir aumentando la cantidad de legumbres y disminuir la de verduras. Comienza con las que mejor se toleran, los guisantes, seguidos de las lentejas, los garbanzos, la soja y las alubias, dejando las habas para el último lugar porque tienen la piel más dura.

Los expertos en nutrición aconsejan que se incluyan en la dieta del niño unas tres o cuatro veces a la semana, ya que son alimentos muy completos. “Yo las recomiendo incluso para cenar ante el asombro de los padres, que creen erróneamente que una croqueta con salchichas y un huevo frito se digiere antes que unas lentejas con arroz”, dice Nerea Cenoz, dietista-nutricionista del Centro Nerea Cenoz Nutrición (Pamplona).

Publicidad - Sigue leyendo debajo