Batidos deliciosos

Una manera facilísima de conseguir que los pequeños tomen leche y fruta, dos alimentos fundamentales en su dieta que en ocasiones rechazan, es ofrecerles batidos naturales, pues son muy ricos en calcio y en vitaminas.

Cuando se los hagas a tu hijo, elige frutas de temporada (selecciona entre ellas las que más le agradan), pélalas, descorazónalas y bátelas con la leche (como te recomendábamos en los zumos, no es necesario que añadas azúcar).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Procura no darle más de un batido al día para no saciarle demasiado. Y nunca antes de comer, para que no le quite el apetito. Recuerda que otra opción de batido muy saludable es simplemente la leche tibia con cacao soluble.

De vez en cuando también puedes dar a tu pequeño un batido envasado, pero cómpralo de una firma de confianza y mira siempre la fecha de caducidad.

Si tu hijo aún tiene el hábito de beber en biberón, es importante que se lo vayas quitando (hay tazas infantiles con pitorro que favorecen el tránsito a los vasos “de verdad”).

Abandonar la tetina y aprender a beber como los mayores le evitará problemas en los dientes y la mandíbula y mejorará su autoestima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo