Vitaminas y minerales en la dieta de los niños

Las vitaminas se encuentran principalmente en las frutas y en las verduras y son necesarias para fortalecer el sistema inmunológico. En cuanto a los minerales, el calcio y el hierro son esenciales durante el crecimiento de nuestros hijos.

Vitaminas y minerales

Son micronutrientes esenciales para el organismo cuya carencia da lugar a enfermedades. Por eso es necesario que el niño los tome a diario.

Gracias a algunas vitaminas (betacarotenos, vitamina C...) el sistema inmunológico es más fuerte. Se encuentran principalmente en las frutas y en las verduras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se recomienda que el pequeño tome tres raciones de frutas al día, lo que equivale a tres piezas medianas (una naranja, pera o manzana). Si son frutas pequeñas (cerezas, uvas...) debe tomar alrededor de seis piezas, que es lo que equivale a una ración.

Además hay que incluir dos raciones de verduras al día (una ración equivale a un plato pequeño, tipo guarnición).

En cuanto a los minerales, los más importantes durante el crecimiento son el calcio y el hierro (aunque todos, en cantidades mínimas, son necesarios).

Un buen aporte de calcio es fundamental, ya que gracias a él los huesos crecen y se fortalecen, al igual que los dientes.

La cantidad diaria recomendada es de 700 mg/día (niños de 1 a 3 años). Esto equivale a tomar dos vasos de leche y un yogur al día.

El hierro es importante porque sirve para fabricar hemoglobina, que es la parte de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a todo el cuerpo, y también ayuda en la formación del músculo.

Su carencia provoca anemia, una enfermedad que se manifiesta con debilidad, palidez, y pelo y uñas frágiles.

Se necesitan de 7 a 10 mg de hierro al día, y para obtenerlo es bueno ir variando a lo largo de la semana el pescado y la carne, para que cada día haya uno de los dos alimentos en el menú.

Se encuentra también en los cereales enriquecidos y en las verduras (espinacas, acelgas, grelos).

Las legumbres aportan hierro, pero se absorbe peor que el de origen animal. Lo ideal es tomarlo junto con vitamina C (frutas cítricas, brócoli, pimiento) para potenciar su absorción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo