Lo que debes saber sobre los congelados

Los alimentos congelados nos han sacado de un apuro más de una vez. Para conservarlos en óptimas condiciones no dejes de fijarte en las siguientes recomendaciones.

Elegir los adecuados

En cualquier caso, a la hora de escoger productos congelados para tu hijo hazlo pensando en él: por ejemplo, si compras pescados, asegúrate de que son lomos o filetes sin espinas, mejor que las colas.

Y para aprovechar todos sus beneficios, respeta varias pautas. Así, antes de comprar un producto de este tipo hay que cerciorarse de que no se ha roto la cadena del frío, es decir, de que se ha mantenido a la misma temperatura durante todo el tiempo que ha estado congelado. “Si se ha roto la cadena del frío significa que al no estar siempre a una temperatura baja puede haberse deteriorado o pueden haber proliferado bacterias en él”, indica la experta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de consumirlos

La descongelación del producto también es fundamental. Para realizarla correctamente debes leer las indicaciones que vienen en el envase, porque hay congelados que permiten el cocinado directo del producto, mientras que otros necesitan horas de descongelación dentro del frigorífico.

Por ejemplo, en el caso del pescado o la carne, se aconseja sacarlos del congelador 24 horas antes de ser consumidos, retirar el envase y ponerlos en la nevera dentro de un recipiente con rejilla en el fondo para que el líquido que sueltan no esté en contacto con el alimento. Nunca los debes descongelar a temperatura ambiente. Otra alternativa es hacerlo en el microondas, utilizando la potencia mínima.

Tienen caducidad

Por último, olvida el mito de que los congelados duran eternamente: la realidad es que deben consumirse dentro del periodo recomendado que figura en el envase. Y hay que tener en cuenta además el tiempo de conservación del aparato: duran una semana en un congelador de una estrella (–6 ºC), un mes en uno de dos estrellas (–12 ºC) y hasta la fecha de consumo preferente si es de tres o cuatro estrellas (–18 ºC).

Publicidad - Sigue leyendo debajo