A la escuela con la cartera... ¡y la tartera!

Que tu hijo se lleve la comida de casa puede ser un inconveniente porque supone más trabajo para ti, pero siempre será una ventaja porque es mucho más sana y no corres el riesgo de repetirla en la cena.

Este curso, debido a la crisis, muchos alumnos de centros públicos en comunidades como Madrid y Barcelona pueden llevarse al cole la comida hecha en casa. Si es el caso de tu hijo, ¿sabes qué incluir en su fiambrera para que sus menús sean completos y equilibrados?

La nutricionista Concepción Vidales aconseja: “Debemos reducir los fritos y evitar los platos precocinados o con salsas muy elaboradas. Como norma general, hay que variar el menú a diario”.Tampoco conviene incluir alimentos a la plancha, aunque sean más sanos, porque se quedan muy duros y resecos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

De postre siempre debemos poner fruta fresca a los pequeños. Lo más práctico es optar por piezas que pueden pelarse con facilidad, como mandarina, naranja o plátano. Si a tu hijo le da pereza o le cuesta pelarlas puede llevarlas ya peladas pero, eso sí, recuerda rociarlas con zumo de limón para evitar que se oxiden.

Una idea para cada día

Aquí tienes cinco propuestas de menús sanos y nutritivos que tu hijo puede llevar en su tartera:

Lunes:
Crema de calabaza, muslitos de pollo con patatas cocidas y dos mandarinas.

Martes:
Macarrones con salsa de tomate, un filete de lenguado rebozado, una pera y pan.

Miércoles:
Arroz con verduras variadas, escalope de ternera, una manzana y pan.

Jueves:
Guisantes con jamón, unos filetitos de pavo empanados y como postre, un plátano.

Viernes:
Cocido completo, pan y para terminar, unas fresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo