Roscón de Reyes

INGREDIENTES
500 g de harina
200 ml de leche tibia
30 g de levadura fresca
100 g de azúcar
2 huevos
100 g de margarina
Un poco de sal
25 g de almendras picadas
Agua de azahar
Fruta confitada
Nata

  1. Mezcla la levadura con algo de azúcar, un chorro de leche tibia y un poco de harina hasta formar una masa. Forma un volcán con el resto de la harina, haz un hoyo en el centro y ve agregando el resto de la leche, un huevo, una pizquita de sal, el azúcar, la margarina y una cucharada de agua de azahar. Mezcla y añade la masa de levadura.
  2. Amasa bien hasta obtener una pasta elástica y nada pegajosa. Haz una bola con ella y ponla en una bandeja enharinada. Crea un agujero en el centro y ve estirando la masa muy despacio y con cuidado, para darle forma de roscón. Mete por debajo la sorpresa que quieras, tapa el roscón con un paño limpio de cocina y deja que fermente.
  3. Una vez que haya fermentado y doblado su tamaño (tardará unas dos horas y media), barniza el roscón con huevo batido y decóralo con azúcar humedecido (para que tenga aspecto escarchado), unas almendras picaditas y frutas confitadas. Mételo en el horno hasta que se dore. Si quieres, puedes servirlo con un poco de nata.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo