¿Los niños pueden tomar dulces navideños?

Polvorones, turrones, hojaldrinas, peladillas, mazapanes, roscón de Reyes, fruta escarchada... ¿Pueden los niños disfrutar de los dulces típicos de estas fiestas?

Para prevenir sustos y problemas de salud, los niños no deben probar los postres navideños hasta después de los 18 meses (el roscón de Reyes, sin almendrita por encima y sin nata, es una excepción: pueden comerlo desde los 9 meses). La razón es que la mayoría de estas delicias están elaboradas con huevos y frutos secos y pueden provocarles alergias e intolerancias alimentarias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ojo con los atragantamientos

De cualquier manera, para que no se atraganten conviene que tomen estos postres desmenuzados hasta los 3 años y a ser posible, acompañados con un vaso de leche, agua o de zumo, que les ayude a tragarlos mejor. Si el roscón de Reyes lo untas con una pizca de mermelada, a tu hijo le resultará más fácil masticarlo.

A partir de los 3 años los niños dominan mejor la masticación y el riesgo de atragantamiento disminuye. Llega el momento de ofrecer a los niños estos postres partidos, no desmenuzados. También podemos sustituir el polvo de almendra por almendras fileteadas.

Y para que no se empache...

En cuanto a la cantidad, desde los 18 meses hasta los 3 años basta un trocito de turrón o una figurita de mazapán como postre después de comer o cenar. A partir de esta edad pueden tomar algo más, pero solo en las fechas señaladas, no todos los días.

La mejor manera de prevenir atracones es no dejar la bandeja de los dulces ni a la vista ni al alcance de los pequeños y sacarla solo después de las comidas, y no todos los días. Si tienen acceso a ella, como están tan ricos y vienen envueltos en esos papeles tan atractivos, estarán continuamente "picando" y luego no querrán comer.

De todos modos, si tu hijo alguna vez come o cena demasiado, ofrécele piña de postre, que también es una fruta muy típica de estas fechas. Ayuda a desengrasar y facilita la digestión.

Y si durante las vacaciones no sabes cómo distraerle, enséñale a hacer turrón casero, tronco de Navidad y roscón de Reyes y mientras, aprovecha la ocasión para contarle qué le aportan los ingredientes de estos postres navideños que tanto le gustan. Se lo pasará genial y aprenderá mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo