Hansel y Gretel: La casita más dulce

Aprovecha su cumpleaños o una reunión con sus amigos del cole para sorprender a tu hijo con la casita más famosa de los cuentos infantiles.

En algunas versiones está hecha de chocolate; en otras, de golosinas o de azúcar y caramelos... La que te proponemos aquí es de bizcocho de chocolate y está adornada con frutas.

ELABORACIÓN

Para el bizcocho, mezcla una taza de leche, 4 cucharadas de azúcar, la ralladura de una cáscara de limón y 4 cucharadas de aceite. Añade 3 tazas de harina, 100 g de chocolate en polvo, 1 cucharada de levadura y 1 huevo y bate todo muy bien hasta obtener una pasta fina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ponlo en un molde rectangular untado con un poco de aceite y mételo al horno moderado durante una hora. Una vez hecho el bizcocho, recorta los dos bordes para dar la forma al tejado y coloca las frutas: puedes utilizar kiwi para la puerta, rodajitas de fresas para las tejas, 1/4 de plátano para la chimenea, rodajitas de naranja en las ventanas...

RECUERDA

Se trata de una receta muy calórica (el chocolate se compone de grasas y azúcar), así que resérvala sólo para días especiales. Eso sí, al utilizar las frutas para adornar la casita compensas el exceso de calorías y aportas un buen valor nutricional.

El plátano aporta potasio y triptófano (ayuda a dormir); el kiwi, las fresas y la naranja contribuyen a aumentar las defensas del organismo...

Sólo un último apunte: para darle esta tarta a tu pequeño debes esperar a que tenga más de 18 meses. La razón es que el chocolate no resulta fácil de digerir y además, algunas de estas frutas, como el kiwi y las fresas, pueden provocar alergias si se introducen antes de esa edad en la dieta del niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo