El mago de Oz: Un arco iris de frutas

En “El mago de Oz”, Dorothy quiere viajar a un lugar más allá del arco iris en el que se cumplen todos los sueños.

Y... ¿por qué no aprovechar que todos los niños se sienten atraídos por los colores brillantes para contar a tu hijo este cuento mientras le presentas de un modo diferente un postre tan sano como una macedonia de frutas?

ELABORACIÓN:

Corta en trocitos (muy pequeños si tu hijo tiene menos de 3 años) varias fresas, un plátano, media mandarina, una pera, un kiwi, medio melocotón grande y unas cuantas uvas sin hollejos ni pepitas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Colócalas en el plato formando un arco iris y anima a tu hijo a comerlas con las manos (así, además de alimentarse de forma muy sana, desarrollará la motricidad fina).

RECUERDA:

Las fresas son diuréticas, el kiwi proporciona fibra y ambos contienen vitamina C, igual que la mandarina. El plátano es rico en potasio y magnesio, la pera aporta hidratos de carbono, vitaminas B y C y ácido fólico.

En cuanto al melocotón y las uvas, el primero contribuye a la salud del corazón y la piel y las segundas son desintoxicantes. Eso sí, espera hasta que el niño cumpla 18 meses antes de incluir las frutas que pueden provocar alergias (kiwi, fresas y melocotón).

Y ten en cuenta que si tu hijo es un poco más mayor y en el mercado le dejas elegir las frutas de su arco iris, cuando tenga el plato delante lo disfrutará aún más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo