Desayunos y meriendas saludables para tu hijo

Te enseñamos cómo benefician el pan y el aceite a la dieta de tu hijo.

El aceite de oliva es uno de los pilares sobre los que se asienta la nutrición de los países mediterráneos.

Según la Fundación Española de la Nutrición, realizar cinco comidas al día equilibra nuestra dieta global y nos ayuda a mantener el peso adecuado. Por lo tanto, no sólo los niños deben merendar, es aconsejable que los adultos también tomen a media tarde un tentempié.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El aceite de oliva aporta nutrientes esenciales y gracias a su rico sabor, tu hijo estará encantado de comerlo de cualquier forma.

El desayuno

Según el estudio realizado por la Fundación Española de Nutrición y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el 90% de los españoles desayuna en casa. y de este porcentaje un 71% toma únicamente tres alimentos: pan, aceite de oliva y café con leche, en el caso de los niños cambia el café por un vaso de leche o zumo.

La NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), recomienda para desayunar lácteos, fruta, cereales, jamón serrano, frutos secos y aceite de oliva.

Desayunos con pan

  • Rebanada de pan con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y podemos añadir una loncha de queso fresco y rodajas de naranja, se adereza con unas lágrimas de aceite.
    • Barrita de pan con un chorrito de aceite, tomate natural triturado, jamón serrano o jamón de pavo, se puede acompañar con zumo de frutas o leche.
      • Chapatita, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una loncha de pavo.

        Desayunos dulces

        • Bizcoche casero de aceite: se prepara con aceite de oliva, harina integral, ralladura de limón, huevos, azúcar moreno y aceite de oliva, se acompaña de un lácteo con frutas troceadas o de un vaso de leche o zumo.
          • Magdalenas variadas: con huevos, un poquito de azúcar, leche, aceite de oliva con rayadura de limón y harina, podemos hacer unas magníficas magdalenas caseras.
            Publicidad - Sigue leyendo debajo