El pan nuestro de cada día

El pan es un alimento básico en la dieta de nuestros hijos. Te contamos todos sus beneficios y que desvelamos las mejores recetas.

El consumo de pan en la infancia es un hábito sano, ya que aporta al niño todo lo que necesita en los años de crecimiento. Sin embargo, las creencias populares difundidas estos últimos años sobre el supuesto aumento de peso que produce, han hecho disminuir estrepitosamente su consumo entre la población infantil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como muchas de las creencias que circulan sobre ciertos alimentos, ésta también es falsa. De hecho, estudios revelan que la el sobrepeso y la obesidad están relacionados con una menos ingesta de pan y un mayor consumo de grasas. El niño que come pan a diario tiene posiblemente menos exceso de peso que el niño que no come pan con regularidad.

Por lo tanto, una dieta equilibrada en la que haya pan (220-250 gr al día) es lo mejor para un buen desarrollo. Es aconsejable que el niño coma pan en las cinco comidas del día, sobre todo en el desayuno, ya que les ayuda a tener un mayor rendimiento escolar. Tampoco en los recreos o en las meriendas los padres pueden olvidar incluir un bocadillo.

Enseñar desde pequeños a nuestros hijos la importancia de comer pan les ayudará a intoducirlo naturalmente en su dieta y a mantener esta costumbre saludable a lo largo de toda su vida.

Otros usos del pan

Además de actuar como alimento principal en desayunos y meriendas y como acompañamiento en las comidas principales, el pan aparece de forma manifiesta en muchas preparaciones culinarias.

  • El pan seco suele aprovecharse en la cocina rallándolo, en numerosos platos como: croquetas, pollo a la milanesa, sanjacobos, etc. También el pan rallado se utiliza para espesar salsas o sopas frías como el salmorejo o el gazpacho.
    • El pan duro en pequeñas porciones o picos, puede acompañar purés y algunas ensaladas. Este pan duro forma parte también de los ingredientes de algunos platos de origen humilde, pero muy apreciados, como las torrijas en Semana Santa. Y en algunas regiones españolas, como parte de alguno de los platos típicos locales como las migas en La Mancha y Extremadura.

      Agradecimiento: Campaña "Pan cada día", Sociedad Española de Gastronenterología Hepatología y Nutrición Pediátrica y BOPAN

      Publicidad - Sigue leyendo debajo