Conservas para niños

Existen mucho prejucios sobre los alimentos en conservas, pero hay un gran desconocimiento sobre la cantidad de proteinas. La clave está en saber escogerlas.

Las conservas son muy cómodas debido a la facilidad de transportarlas y almacenarlas. Además, es muy difícil que se caduquen, lo que permite que sólo se compren una vez al mes.

Su preparación es muy rápida y limpia (no es necesario utilizar herramientas de cocina). Si se complementa con alimentos frescos se puede preparar un menú sano, completo y variado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El proceso de conservación aplicado a la comida envasada en latas, botes y frascos de cristal elimina todo tipo de gérmenes nocivos y mantiene intactas las cualidades nutricionales del producto.

Tanto las proteínas como el caroteno y las vitaminas A, D, E y K se preservan intactas, incluso las vitaminas hidrosolubles C y del grupo B se mantienen mucho mejor en las conservas que en los productos que venden como frescos.

Lo más sano para tu hijo es lo que cocinas tú, pero puedes optar por las conservas siempre que el niño no las consuma antes de los 18 meses y que no lo haga más de tres veces por semana.

  • Escoge las mejores. Las latas de atún al natural y de sardinas, los frascos de legumbres y los de verduras son las conservas más adecuadas para ellos.
  • Mira la etiqueta. Escoge las que tengan menos aditivos y mira la fecha de caducidad.
  • Oye el “plop”. Si van en frascos de cristal al vacío, compra los que estén llenos de jugo hasta arriba. Al abrirlos debes oír “plop”.
  • Desecha las latas abolladas. Y también las abombadas. Pueden producir botulismo.
  • Guárdalas bien. Elige latas pequeñas y apílalas en baldas alejadas de fuentes de calor.
  • Observa el contenido. Salvo las latas en aceite, deben tener una capa blanquecina que evite el contacto del alimento y el metal.
  • Cambia el recipiente. Si te ha sobrado parte de la conserva, guárdalo en una tartera con cierre hermético y consúmelo antes de dos días.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo