Trucos para que tu hijo tome lácteos

Hay niños que cogen manía a la leche o a sus derivados, sin que sufran alergia o intolerancia, y toman poco calcio. Además de tener en cuenta sus preferencias (piensa que un vaso de leche le aporta la misma cantidad de calcio que dos yogures o tres quesitos), puedes recurrir a estos trucos de camuflaje para que tu hijo tome los lácteos de buena gana:

  • ­Mezcla la leche en la batidora con alguna fruta y dásela en la merienda como un batido. Las frutas que mejor combinan con la leche son el plátano, la pera y la manzana. Otra ideaes echarle una cucharada de cereales o una galleta triturada.
    • Pon a hervir la leche con una rama de canela, un trozo de piel de limón y un poco de azúcar. Déjala enfriar y sírvesela en un vaso con una pajita de colores. Le encantará.­
      • Cuando prepares su puré de verduras o de patata, prueba a echarle un chorrito de leche y pasa bien la batidora para que la textura sea homogénea. Utiliza leche de continuación si el niño es menor de 2 años y la lechede vaca a partir de esta edad. Así tomará más leche sin darse cuenta.
        • Para que tome queso, añádelo a la tortilla, utilízalo para gratinar la pasta (macarrones, lasaña, espaguetis) o prepárale un sandwich de jamón y queso. Dáselo a partir de los 2 años.
          • Echa en la batidora un yogury una bola de helado de vainilla y tritúralo todo hasta conseguir una textura homogénea. El resultado es un postre delicioso que nunca falla. Como el helado está elaborado con leche de vaca, conviene que se lo ofrezcas a partir de los 2 años.
            • Puedes hacer helados caseros de una forma rápida y sencilla: introduceun palito de colores especial para helados (de venta en supermercados) en un queso petit y mételo en el congelador durante tres o cuatro horas. Para sacarlo del envase, déjalo enfriar unos minutos a temperatura ambiente.
              Publicidad - Sigue leyendo debajo

              Si a tu hijo le gustan los helados, seguro que será todo un éxito.

              ¿Y si tiene alergia a la leche...?

              La alergia a la leche y sus derivados suele manifestarse en el primer año de vida, cuando el bebé tiene como alimento básico la leche.

              El síntoma más frecuente tras su ingesta es el enrojecimiento de la piel co uede extenderse por todo el cuerpo y aparecer hinchazón en los párpados, labios, orejas e incluso en las muñecas y en los tobillos.

              A veces puede acompañarse de vómitos, diarrea, tos y, en los casos muy graves, dificultad para respirar.

              Publicidad - Sigue leyendo debajo