Apuntes sobre los zumos

Te presentamos el mejor refresco para tu hijo, el zumo. Le aportará vitaminas y nada de colorante o productos artificiales, además de refrescarle.

Son una fuente idónea de vitaminas y de sales minerales, pero para que alimenten a tu pequeño sin desequilibrar su dieta, ten presentes los siguientes consejos:

  • Házselos tú en casa (los envasados tienen aditivos y conservantes).
  • Dáselos nada más prepararlos, para que no pierdan vitaminas.
  • No les eches azúcar. Si lo haces, aumentas su contenido calórico y su poder saciante, pero no su aporte nutricional.
  • No le des más de tres al día. Si le quitas el hambre a base de zumos, no querrá tomar otros alimentos necesarios para su crecimiento.
  • No se los ofrezcas en sustitución del agua. Ésta es imprescindible para que el organismo funcione sin problemas.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo