Prevenir la salmonelosis

Te damos los consejo para prevenir la salmonelosis y poder tomar huevo sin riesgos.

Un huevo fresco, limpio, procedente de gallinas sanas y manejado en condiciones higiénicas de garantía no alberga salmonela.

Según el Instituto de Estudios del Huevo, la salmonelosis (infección de origen alimenticio que produce fiebre, diarrea, vómitos y dolores abdominales) suele producirse por una manipulación incorrecta del huevo o de otros alimentos y para evitarla es importantísimo seguir una serie de consejos:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Antes de comprar huevos, comprueba que tienen la cáscara intacta y limpia.
  • Respeta la fecha de consumo preferente que viene impresa en el envase.
  • No laves los huevos antes de meterlos en el frigorífico. Hazlo cuando los vayas a usar.
  • No rompas el huevo en el borde del recipiente donde lo vas a batir. Por razones de higiene, el recipiente de batido debe emplearse únicamente para esta operación.
  • Nunca separes la clara de la yema con la cáscara del huevo.
  • Conserva siempre en el frigorífico las tortillas (cuájalas bien), natillas, pasteles, mayonesa y todos aquellos alimentos que lleven huevo en su composición. Y consúmelos en las 24 horas siguientes a su elaboración (si sobra algo, tíralo).
    Publicidad - Sigue leyendo debajo