Helados caseros ¿son mejores para los niños?

Obviamente, al elaborar el helado en casa, todos los ingredientes que vas a emplear son naturales. El lado negativo es que la preparación de los helados de leche y los cremosos, a no ser que tengas una máquina heladora, es bastante laboriosa. Los helados comprados en heladerías artesanas son igualmente naturales, por lo que toda la familia podéis consumirlos sin problemas.

En cuanto a los industriales, a la venta en quioscos y supermercados, también pueden tomarse con total tranquilidad, pues cada vez están más perfeccionados y pasan todo tipo de controles sanitarios. Los hay sin gluten y sin lactosa (a base de soja, por ejemplo), por lo que los niños celíacos y los intolerantes o alérgicos a la lactosa pueden tomarlos. También los hay creados especialmente para niños, enriquecidos con calcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso sí, los helados industriales tienen estabilizantes, para mejorar el cuerpo y la textura del helado, y colorantes, para realzar su apariencia. Si los compras para tomar en casa, recuerda hacerlo al finalizar la compra y llevarlos en una bolsa especial para congelados, con el fin de no romper la cadena del frío. Cuando vayas a consumirlos, sácalos del congelador unos 10 minutos antes y su textura será perfecta.

Desmontando falsas creencias

Ya ha quedado claro que los helados alimentan, pero, ¿qué hay de las otras ideas de las que hablábamos al principio del reportaje? La Asociación Española de Fabricantes de Helados se encarga de desmontar estas creencias. Así, ante la mala fama de que engordan mucho, señala que si comparamos un helado con otros postres lácteos (a excepción del yogur natural), descubrimos que su valor calórico es similar. Y si lo comparamos con los bollos o los pasteles, el de los helados es mucho más bajo.

Y respecto al mito de que los helados causan faringitis, explican que el helado se calienta al entrar en la boca y no se traga inmediatamente, por lo que no irrita la garganta. Por tanto, disfrutad de los helados con las seis recetas que os proponemos. ¡Sin complejos!

RECETAS DE HELADOS

Con estas ideas tus hijos estarán bien alimentados mientras disfrutan de un rico postre o merienda:

  1. Copa helada tutti frutti
  2. Sándwich de helado
  3. Helado de fresas y coco

    Publicidad - Sigue leyendo debajo