La importancia del zinc en los niños

El zinc es más importante de lo que parece. Nuestro organismo necesita poca cantidad, entre 12 y 15 mg, pero su déficit genera numerosos trastornos.

Este oligoelemento influye en el crecimiento del niño, en la caída del cabello y en la presencia de canas prematuras, en la cicatrización de las heridas, en el sistema reproductor masculino y en la falta de deseo sexual femenino.

Interviene en la síntesis de numerosas hormonas y proteínas y mejora la respuesta inmunitaria frente a las infecciones respiratorias.

Hay zinc en pescados y mariscos, jamón serrano, carne de ternera, cereales integrales, setas y nueces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo