El yogur ayuda a tolerar la lactosa

Se estima que un 15% de los españoles tiene dificultad para digerir la lactosa. Y, como ante las molestias que causa dejan de consumir leche y derivados, acusan gran déficit de calcio.

Si tu hijo sufre este problema, no le prives de yogur y quesos curados: serán tus aliados para darle el calcio que necesita.

¿Qué causa la intolerancia?

La lactosa es el azúcar de la leche y para digerirla el organismo necesita una enzima, la lactosa, que se produce en el intestino. Su déficit puede ser congénito o adquirido (por consumo de antibióticos, por virus y bacterias que atacan el intestino, por enfermedad celíaca, etc.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuáles son los sÍntomas?

Dolor abdominal, diarrea, hinchazón del vientre, flatulencia, pérdida de peso, etc.

¿Y qué se puede hacer?

Los lactantes de 5 a 12 meses necesitan 400 mg de calcio al día, y entre 1 y 10 años, 800 mg. En los primeros meses dales leche sin lactosa. Después, sustituye la leche por yogur (sus bacterias contienen lactasa, que facilita su digestión) y queso curado. Recuerda que para que este calcio sea asimilado precisan vitamina D.

Publicidad - Sigue leyendo debajo