Helados caseros para niños

Un postre muy demandado por los niños es el helado.

Ahora que se acerca el verano y tienes algo más de tiempo libre puedes hacerlos tú misma. Con estos consejos podrás hacerlos en casa de una forma muy sencilla:

  1. Prepara una baseláctea. La proporción media es de tres yemas y tres cucharaditas de azúcar por cada 1/4 litro de leche.
  2. Mézclala con el resto de ingredientes (cacao, trocitos de fruta fresca o de fruta en almíbar, frutos secos molidos...).
  3. Viértela sobre un recipiente apto para la congelación y métela en el congelador.
  4. Cuando empiece a helarse, bátela enérgicamente con la batidora y vuelve a guardarla en el congelador.
  5. Repite la operación anterior varias veces, hasta que el helado se cuaje.
  6. Un cuarto de hora antes de servir el helado a tus hijos, sácalo del congelador. Así estará menos frío y más sabroso.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo