5 claves para que los niños coman bien en verano

Con la llegada del verano los hábitos de alimentación cambian. También en tus hijos. Darles agua fresca, controlar el consumo de determinados alimentos y fomentar el consumo de otros propios de la temporada harán que tus hijos mantengan una alimentación equilibrada durante esta época del año.

En verano, consigue que tus hijos mantengan una buena alimentación. Unos trucos te harán más sencilla esta tarea.

  1. Controlar su consumo de helados y procurar que siempre sean caseros. Desde los dos años, como máximo un helado al día (en ocasiones especiales, dos).
  2. Aumentar la cantidad de frutas y verduras que toman habitualmente.
  3. Darles más agua, sobre todo si han estado expuestos al sol (en la playa, la piscina, la montaña...) o han hecho mucho ejercicio.
  4. Evitar que fuera de casa consuman alimentos aliñados con mayonesa o elaborados con nata.
  5. Aprovechar las comidas informales (aperitivos, barbacoas...) para darles a probar alimentos nuevos en un ambiente distendido: ensaladas de pasta (desde 9 meses), hamburguesas y albóndigas caseras, pero con menos sal que las vuestras (a partir de los 10 meses), berberechos (desde el año) o pescadito frito, pero sin espinas (desde 18 meses).
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo