Los secretos de un buen plato de pasta

A casi todos los niños les gusta la pasta (pueden tomarla desde los nueve meses). Y es muy bueno que la coman dos o tres veces a la semana (en diferentes variedades, no sólo espaguetis), porque les aporta hidratos de carbono, vitaminas y proteínas y favorece el funcionamiento del sistema digestivo.

Para que quede “al dente”

Pon agua al fuego (1 litro por cada 100 g de pasta). Cuando rompa a hervir, añade la sal (10 g por cada litro de agua) y la pasta, removiendo con un tenedor para que quede suelta. Echa también un chorrito de aceite de oliva y una corteza de queso parmesano y espera hasta que la pasta esté cocida, pero entera.

Las mejores elecciones

  • Si haces carne, sírvela con macarrones o espaguetis.
  • Para acompañar las setas, elige cintas o tallarines.
  • Las sopas y caldos resultan más sabrosos con variedades menudas (estrellitas, conchitas...).
  • Para las menestras y potajes, lo mejor son las plumas y los lazos.

    ¿Qué cantidad hay que echar por persona?

    • De 50 a 60 g de espaguetis.
    • De 45 a 50 g de pasta menuda.
    • De 40 a 45 g de plumas, macarrones y lazos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo