Para conservar los huevos, congélalos

Los huevos son un alimento que requiere una atención especial a la hora de conservarlos. Una buena forma de hacerlo es congelándolos.

Los huevos nunca deben congelarse enteros (al dilatarse por dentro, reventarían), ni siquiera cocidos (quedan correosos), pero sí pueden congelarse las yemas y las claras por separado.

pautas para congelar los huevos

  • Para congelar las yemas: cuécelas (no en exceso), colócalas en un recipiente apto para la congelación y guárdalas en el congelador.
  • Para congelar las claras: bátelas y procede de la misma manera que en el caso anterior.
  • Posteriormente, para descongelar las yemas y las claras, olvídate del microondas. Saca el envase del congelador y ponlo en la encimera de la cocina, bien tapado, para que se vaya descongelando con
    la temperatura ambiental.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Y recuerda: para prevenir posibles contaminaciones, utiliza las yemas y las claras en cuanto acabe el proceso de descongelación.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo