Sopa de pechuga de pollo

*250 g de pechuga de pollo (sin piel)
*50 gramos de zanahorias
*1 apio
*1 puerro
*Una pizca de sal.

  1. Cuece la pechuga sin piel en agua con un poquito de sal y las zanahorias, el apio y el puerro, todo cortado en juliana.
  2. Cuando esté cocido, saca el pollo y continúa cocinando las verduras hasta que estén tiernas.
  3. A continuación, añade el pollo en trocitos, cuece cinco minutos más y sirve.

    Así alimenta

    Hay estudios científicos que aseguran que no existe nada mejor para aliviar los resfriados que una buena sopa de pollo.

    Tiene efecto antiinflamatorio y además es un potente estimulador del sistema inmunitario.

    Esta receta destaca por los beneficios que aporta la carne de ave, que es muy ligera al haber prescindido de su piel y que ofrece proteínas.

    También merece la pena beneficiarse de la fibra del apio y del puerro.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo