Menú fin de semana

VIERNES

¿Has probado a dar gazpacho a tu hijo?

Prepáraselo con dos tomates gordos muy maduros, un par de rodajitas de pepino (prescinde de ellas si esta hortaliza le repite), medio pimiento rojo y medio verde, un poquito de cebolla que no pique, dos rebanadas de pan del día anterior (sin corteza), una pizca de vinagre de manzana (es menos ácido que el de vino), un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pela los tomates, pica todos los ingredientes y bátelos con la batidora hasta conseguir una crema homogénea (añade agua si es necesario).

Sírveselo fresquito y anímale a echarse “tropezones” de huevo duro y pavo. Así le resultará más divertido comérselo y le aportará todos los nutrientes necesarios en su dieta: grasa vegetal, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y sales minerales.

Postre: Un melocotón.

SÁBADO

Si le preparas una pizza, tu hijo comerá encantado.

Pero si le haces ésta, además de darle un gusto, le alimentarás de una manera sana y equilibrada: unta una base de pizza con salsa de tomate casera y adórnala con tiritas de pollo asado y jamón de York, champis y guisantes cocidos, huevo duro partido en rodajitas muy finas y atún al natural.

Pon dos lonchas de queso de hacer sándwiches por encima y mete la pizza al horno hasta que éste se funda y la masa esté crujiente.

En pocos minutos habrás preparado para tu hijo un plato al que no le falta nada.

Postre: Dos o tres albaricoques.

DOMINGO

¿Hace mucho calor? Pese a ello, tu hijo no podrá resistirse a unos muslitos de pollo empanados, acompañados con puré de manzana.

Puede tomárselos fríos y cogerlos con la mano mientras los moja en el puré.

Para que los muslos no estén demasiado grasientos, nada más sacarlos de la sartén ponlos sobre un papel absorbente, que chupe el exceso de aceite.

Y para que el puré no pierda vitaminas, hazlo unos minutos antes de servírselo a tu hijo (el pollo puedes freírlo por la mañana). Como el resto de los platos propuestos, éste también aporta proteínas, hidratos y vitaminas.

Postre: Tres o cuatro nísperos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo