Embarazada de gemelos o mellizos ¡sin dudas!

Vivirás un embarazo doblemente emocionante, un parto con alguna diferencia frente al de un solo niño y un postparto mucho más agotador... Descubre cómo llevar mejor cada una de estas tres etapas.

embarazo de gemelos o mellizos
Getty Images

Si esperas dos bebés, es posible que te surjan muchas dudas. Tranquila, resolvemos las preguntas que te han asaltado desde el momento que sabes que esperas mellizos o gemelos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuánto dura el embarazo de gemelos o mellizos

37 semanas. En ese momento los bebés están preparados para la vida, igual que ocurre en un embarazo sencillo a las 40 semanas. Hoy en día se considera esa la duración óptima, esperar más tiempo puede acarrear problemas.

También influye el tipo de gestación. Si los bebés tienen cada uno su propia bolsa de aguas, pero comparten la placenta (embarazo biamniótico monocorial), un periodo de 36 semanas es lo idóneo. Y si están en la misma bolsa y además comparten la placenta (monoamniótico monocorial), el parto se induce entre la semana 32 y la 34.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Me harán más controles médicos?

Los controles serán mensuales hasta la semana 26; desde entonces y hasta la 32, cada dos semanas, y a partir de ese momento, una vez a la semana. Pero si los bebés comparten la placenta, los chequeos serán más frecuentes, cada dos semanas a partir la semana 12.

En este caso existe el riesgo del síndrome de transfusión feto-fetal (TFF), con conexión entre los torrentes sanguíneos de un bebé al otro: uno recibe demasiada sangre y el otro poca. Si se detecta (el periodo entre la semana 17 a 25 es crucial), se interviene con un tratamiento de láser, cauterizando las conexiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Tendré más molestias al esperar dos bebés?

Notarás los síntomas del embarazo pronto y con más intensidad: las náuseas, el cansancio, el crecimiento de los senos y de la tripa... A las 8 semanas ésta tiene el doble de tamaño que la que lleva un solo bebé.

Las molestias típicas de cada trimestre transcurren igual en tu caso, con algunos matices: tienes mayor riesgo de sufrir anemia, tensión alta, dolores de espalda y edemas (retención de líquidos).

El embarazo es más agotador que el de un solo bebé, pero no más problemático. El cuerpo femenino es capaz de llevarlo bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuánto se suele engordar?

Entre 12 y 18 kilos, en vez de entre 11 y 15. El aumento semanal de peso hasta la semana 24 será de 300-350 gramos. Después, hasta el final, de 500-550 gramos a la semana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Debo comer más?

Debes seguir la misma dieta que en el embarazo normal, pero ingiriendo 500 calorías más al día. Toma raciones pequeñas repartidas en más comidas. Cuida también la hidratación, bebe líquidos.

Y es básico no fumar: los gemelos pesan de media unos 2.500 g (500 g menos que el bebé que viene solo) y el tabaco reduce todavía más ese peso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuándo sabré si son idénticos o no?

En la primera ecografía, en la semana 12, se puede ver si los bebés comparten el corion, la membrana interna de la bolsa, y por tanto la placenta (embarazo monocorial). En este caso son idénticos.

Si no lo comparten, no lo sabrás, a no ser que sean de distinto sexo (siempre mellizos). En torno a la semana 16 se sabe el sexo.

Si son dos niños o dos niñas, tendrás que esperar a su nacimiento, ver si se parecen, o hacerles un test de ADN o esperar a su evolución (los idénticos se desarrollan de modo muy parecido, los mellizos no).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Puedo evitar que sean prematuros?

Escucha las señales de tu cuerpo. Descansa cuando puedas. Túmbate sobre tu lado izquierdo (tiene menos vasos sanguíneos que el derecho y se favorece el riego sanguíneo a los bebés).

No obstante, esto no garantiza que vayan a llegar en la fecha señalada. Por tanto, sigue los consejos del tocoginecólogo y hazte a la idea de que quizá tus hijos necesiten pasar unos días (o semanas) en la incubadora.

Ocurre en un 50% de los partos gemelares y es algo normal, mantén la calma. Recuerda asimismo que los monozigóticos (los idénticos) tienen más tendencia al nacimiento prematuro, pues su peso suele ser más bajo en comparación con los dizigóticos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Me harán la cesárea?

No necesariamente. Se ha comprobado que cuando los dos bebés están en posición cefálica (cabeza abajo), la cesárea no da un mejor resultado que el parto vaginal. Hoy, más de un 50% de los gemelos nacen por parto natural.

También se recomienda si el bebé más encajado está en posición cefálica y el otro de nalgas; el segundo se girará o nacerá de nalgas.

En cambio, sí se hace la cesárea cuando el primer bebé (o los dos) está atravesado o de nalgas, así como en el caso del embarazo monoamniótico monocorial (misma bolsa y misma placenta), por el riesgo de entrelazamiento de los cordones umbilicales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si es cesárea, ¿me pondrán la epidural?

Seguramente sí. Sólo se aplica la anestesia general, por falta de tiempo, en cesáreas imprevistas. Y se dan mucho menos que las programadas.

El médico puede decidir programar una cesárea por motivos como los ya comentados (posición de los bebés, embarazo monocorial monoamniótico...) u otros, como placenta previa, pelvis estrecha... Pero se realiza con analgesia epidural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si el parto es vaginal, ¿será más largo?

No. La fase de dilatación suele ser más corta (dos horas menos), porque las contracciones previas inician la apertura del cuello uterino sin que lo notes.

La fase de expulsión sí la pasarás dos veces, pero como los bebés pesan menos y tienen las cabecitas más pequeñas, suele ser más fácil y menos dolorosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Son gemelos o mellizos?

Tus bebés pueden ser...

Dizigóticos: Gemelos no idénticos, llamados mellizos. Son fruto de dos óvulos, fecundados por dos espermatozoides. Comparten el 50% de los genes, como hermanos. Un 75% de los partos gemelares son mellizos (50% niño-niña, 25% dos niñas, 25% dos niños). Se llama embarazo biamniótico bicorial (dos amnios, dos coriones).

Monozigóticos: Los gemelos idénticos. Proceden de un solo óvulo (zigoto) que tras su fecundación se divide en dos. Comparten el 100% de los genes. Siempre son del mismo sexo, se parecen físicamente y en carácter. Un 50% son dos niños y el otro, dos niñas. El embarazo puede ser biamniótico bicorial, pero también biamniótico monocorial (dos amnios, un corion) o monoamniótico monocorial (comparten amnios y corion).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué tener en cuenta al elegir sus nombres?

Deberéis pensar en más aspectos que si fuera un solo bebé. Entre otros:

- Procurad que sean nombres que suenen bien cuando los digáis juntos.
- Evitad nombres muy parecidos, ya que dificultan el desarrollo de la propia identidad, y los que empiecen con la misma letra: confunden en la lista del colegio, correo...
- Tened presente que poner a uno el nombre del papá (o de la mamá) y al otro el de un tío (o tía) puede ocasionar celos en un futuro.
- Es conveniente que los significados de sus nombres no sean antagónicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo me organizaré cuando nazcan?

Acepta que los primeros días serán caóticos. Sirven para ensayar. Aún falta conocerlos, entender las necesidades de cada uno y adaptarte tú.

Procura tener suficiente ayuda, especialmente de personas cercanas. Lo ideal es que tú “solo” te ocupes de los bebés y que otros se encarguen de lo demás. Esto beneficia la creación del vínculo afectivo con tus hijos.

Anota sus tomas y peculiaridades. Obsérvalos cada día un rato, sin pensar en más tareas, y busca sus diferencias. Es el mejor método para relajarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Podré darles el pecho?

No solo podrás, sino que además es lo más recomendable porque pesan menos y son algo prematuros. Tus pechos producirán la cantidad de leche que se les pida.

Las tomas son momentos íntimos con cada bebé, de forma individual, algo que para ellos es de suma importancia. Al fin y al cabo, tienen que compartirte desde el primer día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Se lo doy a demanda o con horario?

Al principio lo mejor es hacerlo a su demanda, con el tiempo ya irás estableciendo una rutina para los dos. Por ejemplo, después de la toma de uno, le darás al otro.

Si tus bebés son monozigóticos, es decir, idénticos, tendrán ritmos parecidos. En los dizigóticos sus ritmos difieren más

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Es conveniente que duerman juntos?

Sí, y les facilita la adaptación a su nueva vida. Según Helen Ball, experta en sueño infantil de la Universidad de Durham, Inglaterra, el colecho de gemelos en los primeros tres meses no supone ningún riesgo. Pronto los bebés sincronizan sus despertares y duermen más estando juntos.

Pero hay que tomar medidas para evitar el sobrecalentamiento. Envuelve a cada uno en un arrullo y tápalos con una sola sábana o manta. No los pongas juntos en un moisés, este espacio reducido elevaría su calor corporal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y si uno pide más atención que el otro?

No te sientas culpable por dar a cada uno lo que te pida (si bien es algo que les suele pasar a todas las madres), porque son distintos. Debes establecer el vínculo con cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y si no es fácil distinguirlos?

En ocasiones, al principio, no es fácil. Hay padres que les dejan la pulserita del hospital. O se fijan en sus ombligos, que son distintos, porque son la cicatriz que deja el cordón umbilical y en ello no influye la genética.

Algunos padres de gemelos idénticos utilizan el sistema “color coding”: asignan un color preferente a cada bebé, en cuanto a ropa, juguetes...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo